El día del paciente anticoagulado incide en las ventajas del autocontrol del Sintrom

Nadie duda ya desde ningún sector relacionado con el TAO (Tratamiento Anticoagulante Oral) de las ventajas que tiene el autocontrol para mejorar la calidad de vida del paciente y para reducir las complicaciones asociadas al mismo, por el simple hecho de poder detectar a tiempo cualquier variación en los intervalos terapéuticos de INR que tiene establecidos.

La siguiente información aparecida en el suplemento del diario la Razón Vida Sana, con motico del Día del Anticoagulado, el pasado 18 de noviembre, pone de manifiesto el autocontrol del Sintrom en diferentes artículos que por su interés hemos querido destacar.

Páginas sobre autocontrol en el suplemento Vida Sana

El día del anticoagulado pone énfasis en las ventajas del autocontrol como mejor forma de mejorar en salud y calidad de vida.

 

 

 

Originally posted 2011-10-25 11:51:00. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Deja un comentario

Alergias primaverales en pacientes que toman Sintrom: cómo les pueden afectar y qué se pueden tomar


La rinitis es una de las principales alergias primaverales.

Ha llegado la primavera y con ella, las alergias. El polen de los árboles y las flores está en suspensión en el aire. La alergia primaveral más frecuente es la rinitis, que produce una inflamación de la mucosa que recubre el interior de las fosas nasales en una persona que tenga una hipersensibilidad al polen. Esta rinitis en realidad es una reacción del cuerpo, que detecta que algo pudiera hacerle daño.

En personas que toman anticoagulantes, y especialmente, en aquellas propensas al sangrado por la nariz, la rinitis o un exceso de mucosidad producida por la alergia podría desencadenar sangrados o pequeñas hemorragias nasales, igual que puede ocurrir cuando estamos resfriados.

En caso de mucosidad excesiva a causa de alergia hay que evitar sonarse muy fuerte.
Si hay hemorragia nasal (epistaxis), lo mejor es presionar la zona o taponarla con una gasa o algodón. Si la hemorragia es considerable, se puede recurrir a la aplicación de un hemostático local.

La alergia al polen produce otros síntomas, como estornudos, molestias de garganta, picor de ojos y lagrimeo, etc. Las plantas más alergénicas son las que polinizan por el aire: hierbas silvestres, arbustos, malezas y árboles como olivos y plataneros.

El tratamiento de la alergia con medicamentos, que son casi siempre antihistamínicos, está enfocado a reducir los síntomas. Pero siempre debe ser recomendado por el médico y se debe estudiar cada caso, cada paciente, de forma particular.

En general, los antihistamínicos interactúan muy poco con el Sintrom, por lo que, cuando haya la necesidad, los puede tomar un paciente anticoagulado. Pero como los medicamentos actúan de forma diferente en cada persona, es recomendable vigilar en los controles de INR si este anihistamínico ha interactuado con el Sintrom y corregir cualquier posible desviación con la dosificación posterior del anticoagulante.

Para los pacientes anticoagulados que realizan autocontrol en casa y autodosificación, esta posible alteración sería fácil de detectar y corregir. Los pacientes en autocontrol hacen mediciones de INR semanales, en lugar de los controles mensuales (es el periodo de tiempo entre control y control establecido normalmente en hospitales y centros de salud).

El principal consejo para las personas que son alérgicas al polen es evitar los paseos por el campo en la época de mayor polinización, y especialmente los días de viento. Las primeras horas de la mañana y al atardecer son las horas en las que hay más polen en el aire.

Son muy recomendables las gafas de sol, pasar el aspirador al menos una vez por semana (utilizando aspiradores con filtros especiales) y evitar actividades como ir en moto o en coche con las ventanillas abiertas en paseos por el campo.

Por otro lado, conviene tener precaución con los remedios caseros y medicamentos a base de plantas para las alergias. Como la ortiga seca o equinacea, que sirven para reforzar el sistema inmunológico. En pacientes aniticoagulados estos remedios a base de plantas pueden tener interacción con el Sintrom y existe siempre el riesgo de que modifiquen el intervalo de INR terapéutico. Por lo que se recomienda vigilar su administración, consultarlo con el médico y asegurarse bien de los componentes que tienen. Cabe recordar que el Sintrom es un antivitamínico K, por lo que hay que tener precaución con los alimentos que contengan mucha vitamina K para que no reduzcan el efecto del tratamiento anticoagulante.

Para mitigar los efectos de la alergia también se suele recurrir a la administración de alimentos con vitamina C y carotenoides, presentes en las zanahorias o calabazas. Pero hay que decir una vez más que cualquier variación brusca de dieta o introducir de repente y durante varios días un nuevo alimento, en pacientes anticoagulados, tiene el riesgo de variar el INR. Por lo que si se introducen alimentos nuevos en la dieta hay que hacerlo de forma paulatina, y siempre con actitud vigilante ante el riesgo de interacción con el tratamiento anticoagulante.

El autocontrol en casa precisamente confiere tranquilidad a este respecto. Que es algo que agradecen siempre nuestros pacientes. Esto es, poder hacer una vida dentro de la normalidad y disfrutar con la garantía de que cualquier variación de INR importante será detectada a tiempo. ¡Toda la libertad posible; todo el orden necesario! Esta frase de Karl Popper es siempre nuestro eslogan.

Si eres alérgico y tomas Sintrom o Aldocumar y quieres contarnos cómo te afecta, escríbenos un comentario en el blog o comparte tu experiencia en nuestro facebook.

¡Feliz primavera a tod@s!

Originally posted 2012-04-14 10:53:55. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Aproximación al paciente activo en autocontrol del tratamiento anticoagulante oral (Sintrom)

Nuestro modelo de paciente activo es el que tiene interés por aprender los puntos básicos de su tratamiento anticoagulante oral. Que coge atentamente apuntes en la formación que imparte nuestro/a enfermero/a. Que viene a veces acompañado/a por su pareja. Dos personas implicadas en la salud de uno/a; con ganas de conocer toda la información básica acerca de su tratamiento anticoagulante oral.

Paciente activo es aquel que conoce la importancia que tiene cuando se toman anticoagulantes orales mantener el INR en rango terapéutico. Quien pese a la dificultad (que es poca) que pueda suponerle el manejo y del aparato coagulómetro para sus mediciones y el uso de las tablas de autodosificación pone todo el interés en entender, para poder hacer las cosas bien después en casa.

Paciente activo es aquel que durante la formación en manos de su enfermero/a expresa gran satisfacción cuando comprueba que está en rango terapéutico, y en esta alegría está implícito el deseo de que partir de ahora, bajo su control, las cosas tienen que estar totalmente en orden.

Paciente activo es aquel que expresa unas enormes ganas de vivir normalmente pese a su patología; que apuesta por vivir mejor, por vivir, en definitiva, con los menores inconvenientes posibles.

Raquel Montero (centro), enfermera de Monitor Medical, formando a pacientes en autocontrol del Sintrom.

Es un placer poder empoderar a pacientes para que puedan coger las riendas de su tratamiento anticoagulante oral, que ganan así calidad de vida. Pacientes que nos dan lecciones cada día de espíritu de superación, alegría y buen humor.

Un trabajo que lleva a cabo nuestro equipo experto de enfermeros/as en autocontrol, que empatiza con las necesidad de aprendizaje concreta del paciente, que le escucha, que se cerciora de que ha aprendido todos los conceptos fundamentales del tratamiento con anticoagulante y del autocontrol.

Un paciente activo es el que en casa se ve capaz de aprender más sobre las variables (cambio de dieta, medicamento, etc.) que hacen fluctuar su INR, que entiende que solo con controles más frecuentes y prestando atención a estas variables su INR estará más estable, y por tanto, el riesgo de complicaciones asociadas a su tratamiento disminuirá.

Un paciente activo es el que disfruta de “toda la libertad posible, todo el orden necesario”. (Karl Popper).

Originally posted 2013-06-02 13:06:14. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en El papel de enfermería en pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 comentario

¿Qué pasa cuando en dos mediciones hay diferente resultado de INR?

Una de las preguntas que plantean a menudo nuestros pacientes tiene que ver con la diferencia en los resultados que puede darse entre el coagulómetro que utilizan en casa y el aparato que utiliza su hospital o centro sanitario de referencia.

Lo primero que hay que decir al respecto es acerca de si es necesario hacer mediciones en casa y paralelamente en el centro de salud. La respuesta es no. Las máquinas o coagulómetros que utilizan nuestros pacientes han seguido unos rigurosos controles de calidad y sus resultados son totalmente fiables. Aunque es del todo comprensible que un paciente que empieza con un programa de autocontrol no quiera perder en un primer momento el vínculo con su hospital o centro de referencia y continúe durante un tiempo haciéndose mediciones ahí de forma paralela; hasta que se familiariza con la tecnología que le hemos proporcionado y se autodosifica siguiendo unas tablas de forma totalmente autónoma.

Después, y una vez el paciente ha informado a su médico de referencia que sigue un programa de autocontrol del TAO, es el centro quien tiene que indicarle con qué frecuencia tiene que acudir al mismo. Para algunos, basta con un par de veces al año. Pero depende de cada caso y de cada centro.

Pero a lo que íbamos. ¿Qué pasa cuando un paciente que decide hacer autocontrol sale con un resultado distinto del que le ha dado en casa del hospital o centro de salud?

Cola para control del Sintrom en un hospital.

Lo primero que hay que saber es que muchas veces la tecnología que utilizan los hospitales es la misma que la que utilizan los pacientes en casa. También, que hay diferentes factores que pueden alterar el resultado. Por ejemplo, el alcohol que se pone en el dedo antes del pinchazo, si no se ha secado correctamente.
E incluso la misma presión que hacemos en el dedo para extraer sangre y obtener una gota idónea para la medición puede disparar el índice de anticoagulación y dar un resultado algo alterado.
Lo mejor cuando se decide seguir un programa de autocontrol es que se deposite la confianza en el coagulómetro y siga las pautas de dosificación en función del resultado semanal que obtenga de sus análisis. De lo contrario, las pequeñas variaciones que puedan darse entre uno y otro resultado en función del lugar del control le llevarán de cabeza y crearán confusión a la hora de seguir las tablas para la autodosificación del medicamento.

Cuando hay una distancia muy considerable entre dos resultados, hay que tratar de averiguar cuáles son las posibles las causas. Si hay un intervalo de tiempo de días entre las dos mediciones, lo primer que habrá que pensar es en si ha habido cambios bruscos en la dieta del paciente, la toma de algún medicamento o cualquier otro factor que haya podido alterar el INR o índice de anticoagulación de forma notable.

Si tenemos indicios claros de un fallo de tipo técnico en una de las dos mediciones, lo primero será determinar cuál ha dado un resultado erróneo. La tecnología de los aparatos de los hospitales o centros de salud también da errores en ocasiones. La ventaja del autocontrol es que el paciente, al llegar a conocer gracias a mediciones semanales a qué se deben normalmente los cambios bruscos de su INR, y conocer paralelamente el funcionamiento de la máquina y qué tipo de errores puede dar, es quien mejor acaba detectando si el resultado es fruto de un cambio brusco de dieta, de un medicamento o si, por el contrario, hay algo que le hace pensar que puede deberse a un fallo de tipo técnico. Si hay una variación muy alta, se puede repetir, por qué no, el análisis. Que siempre nos vendrá bien para ayudarnos a salir de dudas.

Le remitimos a continuación a un artículo publicado recientemente en este blog de un caso real de un paciente con distintos resultados de INR y de cómo el coagulómetro en casa fue el primero en mostrar una desviación importante y real que hubiera podido suponer riesgo de hemorragia si no se hubiera corregido a tiempo. http://www.monitormedical.es/blog/?p=690

Originally posted 2012-03-23 12:00:31. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Deja un comentario

Los pacientes con hematocrito elevado no pueden hacer autocontrol de los anticoagulantes

 

Resolvemos una duda acerca de los pacientes anticoagulados con hematocrito elevado, que no pueden hacer autocontrol y requieren venopunción, ya que al tener más número de hematies el coagulómetro no reconoce los valores y da error. Un hematocrito fuera del margen estándar de
25-55 % interfiere en la medición de los anticoagulantes, puesto que varía el porcentaje del volumen de la sangre.

El hematocrito es un examen de sangre que mide el porcentaje del volumen de toda la sangre que está compuesta de glóbulos rojos. Esta medición depende del número de glóbulos rojos y de su tamaño.

Los resultados normales varían, pero, en general, los hombres tienen un intervalo entre 40,7 y
50,03 % ; y las mujeres, entre 36,1 y 44,3 %.

Los valores aumentados se deben a una hemoconcentración y a una policitemia, bien sea primaria o secundaria. Mientras que los valores disminuidos nos indican una anemia, una hemodilución o una hemorragia reciente.

Los valores altos de hematocrito pueden deberse a afecciones tales como cardiopatías, hemoconcentración o eritrocitosis, deshidratación, eclampsia durante el embarazo, enfermedades pulmonares crónicas, policitemia primaria o secundaria a shock.

Mientras que valores disminuidos pueden indicar anemia, hemodilución, hemorragia, fallos en la médula ósea, embarazo, hemorragias, hipertiroidismo, hemolisis por una transfusión, leucemia, problemas de alimentación o artritis reumatoide.

(Información facilitada por Montserrat Rambla, apoyo técnico-clínico de Monitor Medical).

Originally posted 2012-04-10 09:50:54. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¡A por el año del Envejecimiento activo!

Una imagen divertida y explícita (recogida en el facebook de Humor indignado 99 %)

Estamos en el año del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional 2012, una maravillosa iniciativa para sensibilizar a la sociedad sobre la contribución de las personas mayores a la misma y promover medidas para que estas personas sigan en activo.

Estos valores son los que están intrínsecos en el proyecto de autocontrol del Sintrom de Monitor Medical; que apuesta por pacientes activos, personas mayores en muchos casos, que se responsabilizan con autoanálisis y autodosificación (previa formación) de mantener a raya sus índices de anticoagulación para que el medicamento realmente sea efectivo.

En lugar de ir una vez al mes a controlar su tratamiento anticoagulante con Sintrom en su centro de salud (muchas personas tienen dificultad para desplazarse, o tienen que perder jornada laboral), el paciente realiza sus propios análisis en casa, con un coagulómetro portátil de última generación (¿no lo hacen así también las personas diabéticas?). Y en función del resultado, y siguiendo unas tablas cuyo manejo han aprendido en nuestro curso de formación para el autocontrol del Sintrom, se administran la dosis adecuada del medicamento.

En algunos casos, son los propios familiares (y esto podría enmarcarse dentro de la solidaridad intergeneracional) los que se encargan de hacerles estos controles a sus mayores en casa, cogiendo la rienda de su tratamiento anticoagulante cuando el paciente no está preparado para ello. No obstante, la experiencia nos demuestra que el 90 por ciento de los pacientes, independientemente de su edad o nivel de formación, son capaces de hacerse su autocontrol del Sintrom. Y es más, está demostrado que con autocontrol, que es autocuidado, el paciente anticoagulado gana en calidad de vida. Porque tiene mayor autonomía. Porque conoce más sobre su tratamiento. Porque cuando nos responsabilizamos de nuestra enfermedad mejoramos también en salud.

Y lo más importante: las razones clínicas son el principal argumento para el autocontrol del Sintrom. Porque con autocontrol se reducen los riesgos de complicaciones asociadas al tratamiento. Esto lo recogen distintos estudios, como el publicado recientemente en The Lancet, y del cual ya hemos dado cuenta en un post.

La razón obvia y principal es que con autocontrol, que permiten más análisis, y por tanto, la posibilidad de detectar y corregir a tiempo cualquier anomalía o desviación en el nivel de anticoagulación, que es el objetivo del Sintrom, se evitan complicaciones asociadas al tratamiento. Cuando estamos en índices demasiado altos podría haber una hemorragia. Y si no conseguimos estar en los índices recomendados, en nuestro índice o INR diana (el intervalo que establece el médico en función de la patología de cada paciente), corremos el riesgo de repetir un coágulo, una trombosis, etc.

Bienvenido, pues, el autocontrol del Sintrom. Y ¡Feliz Año Europeo del Envejecimeinto Activo a todos!

Originally posted 2012-01-23 11:53:46. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Monitor Medical participa en un proyecto europeo de aplicaciones móviles en el área de salud

El centro sanitario Monitor Medical participa en la propuesta de un proyecto europeo para el desarrollo de una plataforma que garantice la seguridad de la información de las aplicaciones móviles que gestionan datos de carácter personal sensible. Todo ello bajo el auspicio del Séptimo Program Marco de Investigación de la Unión Europea en el área de seguridad y privacidad en aplicaciones móviles. La Unión Europea desarrolla a partir de programas como éste el marco investigador para que las empresas puedan generar tecnología sobre la base de la sociedad del conocimiento.

El proyecto está liderado por la Universitat Politècnica de Catalunya y aglutina a un consorcio de 10 entidades internacionales, entre ellas Barcelona Digital Centro Tecnológico, y otras universidades como la Carlos III de Madrid.

Monitor Medical aporta su experiencia como centro sanitario especializado en anticoagulación oral y con pacientes en autocontrol que ya disponen de nuevas tecnologías para mejorar la seguridad del tratamiento, la comodidad y la calidad de vida. En este sentido, el centro sanitario ha sido pionero en ofrecer un sistema de recogida y tratamiento de datos.

En España hay cerca de un millón de personas que toman anticoagulantes, con una incidencia de 200 por cada mil habitantes, y cuyo fármaco más conocido es el Sintrom.

Este fármaco requiere de controles periódicos, mediante análisis, que permiten mantener unos valores estables de anticoagulación, expresada con el cociente o ratio internacional normalizado INR. Cuanto más estable es el INR del paciente, más seguro y eficaz es el fármaco anticoagulante, de ahí que cualquier tecnología que permita mejorar o facilitar los controles y la información que se deriva de ellos tiene que repercutir directamente en la eficacia del tratamiento.

Originally posted 2013-01-11 14:04:06. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Autocontrol del Sintrom, por comodidad y calidad de vida

¿Por qué autocontrol del Sintrom?

Autocontrol del Sintrom, por comodidad y por seguridad

Originally posted 2011-06-17 11:27:42. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado | Deja un comentario

The Lancet destaca en un artículo los beneficios del autocontrol del tratamiento anticoagulante oral

El autocontrol del tratamiento anticoagulante reduce casi a la mitad el riesgo de desarrollar episodios tromboembólicos”, según publica The Lancet en un artículo en el que destaca los beneficios del autocontrol del tratamiento anticoagulante oral en la disminución de episodios tromboembólicos.

El artículo se basa en 11 ensayos con 6.000 pacientes dirigidos por la Universidad de Oxford, que comparan el autocontrol del tratamiento oral con el control convencional. Y la conclusión principal es que el autocontrol reduce un 49 por ciento el riesgo de episodios tromboembólicos en pacientes que toman antivitamina K, tipo Sintrom (Acenocumarol) o Aldocumar (Warfarina).

Según publica The Lancet, “el autocontrol puede mejorar la calidad de la anticoagulación y ser más conveniente para los pacientes”. Por último, destaca que ”El autocontrol y la autodosificación del tratamiento anticoagulante oral es una opción segura y apropiada para pacientes de todas las edades”.

Entre los autores de este meta-análisis figura el doctor hematólogo Juan Carlos Souto, director científico de Monitor Medical.

El artículo ha salido publicado de forma destacada en la home de la página web de The Lancet.

Lancet 2011 Heneghan Self-monitoring OAT IPD meta-analysis

Reproducimos también íntegramente la noticia aparecida en el diario Salut  i Força:

Los pacientes que utilizan un autocontrol para el tratamiento anticoagulante oral presentan un 49% menos de riesgo de desarrollar tromboembolismos en relación a los que controlan el tratamiento de forma habitual, según un estudio de la Universidad de Oxford en el que ha colaborado el Hospital Sant Pau de Barcelona.

El trabajo, que publica ‘The Lancet’, se basa en una colaboración internacional que ha evaluado los datos de 11 ensayos clínicos con la participación de los investigadores Pablo Alonso (Centre Cochrane Iberoamericano) y Joan Carles Souto (Servicio de Hematología), ambos del Instituto de Investigación Biomédica Sant Pau (IBB-Sant Pau).

El rango terapéutico de los anticoagulantes orales es estrecho y, por tanto, requiere un seguimiento regular y ajustar la dosis para evitar una excesiva anticoagulación que puede dar lugar a hemorragias graves o anticoagulación insuficiente, que puede exponer a los enfermos a coágulos de sangre potencialmente fatales.

Pese a que el autocontrol –que cada paciente puede hacer en su domicilio con un análisis– reduce el riesgo de eventos tromboembólicos en un 49% en comparación con la atención habitual, la tasa de complicaciones de sangrado fue similar en ambos grupos y el autocontrol no tuvo efectos importantes sobre la mortalidad.

Los beneficios del autocontrol fueron particularmente notables en las personas de menos de 55 años, en los que la probabilidad de desarrollar tromboembolismos se redujo en dos tercios y en los pacientes con una válvula cardíaca mecánica, en el que el riesgo se redujo a la mitad.

Curiosamente, el autocontrol redujo la mortalidad y no aumentó las complicaciones en pacientes de edad avanzada que están en alto riesgo de hemorragia mayor, hecho que sugiere que la edad no es un factor para determinar esta recomendación.

Originally posted 2011-12-07 14:22:18. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Monitor Medical, cuña en Catalunya Ràdio

MONITOR MEDICAL_AUTOCONTROL TUTELADO ANTICOAGULANTES

Originally posted 2013-02-04 12:55:18. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Deja un comentario

Qué le pasa a una válvula mecánica cuando se forma un trombo y la función del autocontrol del Sintrom

Tras implantar una válvula mecánica existe un alto riesgo de trombosis. De ahí que el paciente necesite tomar anticoagulantes orales, como el Sintrom. Este riesgo es particularmente alto durante los seis primeros meses tras la operación.

Pero para que el Sintrom sea efectivo y cumpla con su función de prevenir esta trombosis, el paciente tiene que mantenerse estable en el índice de anticoagulación que tiene establecido, su INR terapéutico.

La mejor manera de detectar cualquier desviación en el INR del paciente es el autocontrol con coagulómetro en casa y autodosificación de la dosis del Sintrom, que permite volver a su índice terapéutico en el menor tiempo posible.

Cuanto más tiempo el paciente está en su rango terapéutico menos riesgos existen de que se forme un trombo o, por el contrario, de tener una hemorragia, que es lo que puede ocurrir si el INR se dispara a índices demasiado elevados.

Trombo en válvula mecánica

 

Originally posted 2012-02-27 12:36:09. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Deja un comentario

Las ventajas del autocontrol del Sintrom

 

Autocontrol del Sintrom es calidad de vida.

Autocontrol del Sintrom equivale a mayor calidad de vida.

El autocontrol del Sintrom, con coagulómetro que permiten análisis desde casa, permite al paciente tener mayor calidad de vida, evitando desplazamientos a su centro sanitario para hacerse el control mensual. También le permite autonomía y libertad para viajar. Y además, y lo más importante, según todos los estudios, es el método más seguro para detectar y corregir desviaciones de INR que pueden tener consecuencias graves, como un trombo o una hemorragia.

Sólo un 20 % de los pacientes que toman Sintrom conoce realmente cuáles son los riesgos del medicamento y cuáles son los controles que requiere para que el tratamiento sea realmente efectivo y cumpla con su función de prevención de capítulos tromboembólicos.

El autocontrol en casa con coagulómetro portátil permite detectar con mayor rapidez que los controles en el centro sanitario (que se hacen una vez al mes) cualquier cambio o desviación en el INR del paciente, y corregirlo automáticamente mediante autodosificación controlada del medicamento, previo curso de formación personalizado.

El autocontrol del tratamiento anticoagulante desde casa se hace en países como Alemania de forma subvencionada por el sistema de sanidad público y hay muchos estudios, como el último publicado en The Lancet, que lo destacan como el mejor método para reducir las complicaciones asociadas al tratamiento.

El Sintrom interactúa con los alimentos: un cambio brusco de dieta puede provocar una alteración de INR. También con otros medicamentos. Por lo que el paciente tiene que estar muy informado acerca de su tratamiento. Mantener el INR en los márgenes terapéuticos que tiene el paciente es fundamental para que el medicamento cumpla con su función: prevenir un capítulo tromboembólico.

Pero es que si por cualquier factor tenemos el INR alterado, por ejemplo, por haber consumido un exceso de vitamina K (cuando el Sintrom es un antivitamina K) existe riego de hemorragia. Y la mejor forma de detectarlo y a tiempo es el autocontrol del Sintrom, con un coagulómetro portátil que maneja de forma fácil el paciente y que le permite análisis en cuatro cómodos pasos.

En síntesis, el autocontrol:

Permite mayor frecuencia de controles de INR.

Es mucho más cómodo para los pacientes y familiares.

Los pacientes están mejor informados e implicados en su tratamiento anticoagulante.


Se obtiene un control de INR mucho mejor. Los pacientes están más veces y más tiempo dentro de su intervalo terapéutico.


Los pacientes tienen menos complicaciones graves. Se calcula que sufren entre la mitad y la tercera parte de trombosis o hemorragias graves que los pacientes con anticoagulantes y control convencional.

Originally posted 2012-01-10 13:33:00. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Es lo mismo autocontrolar Aldocumar que Sintrom

Tanto Aldocumar como Sintrom son medicamentos anticoagulantes orales y poseen el mismo mecanismo de acción. Actúan inhibiendo de forma competitiva la acción de la vitamina K, de manera que impiden la síntesis completa de las proteínas de la coagulación. Es decir, alargan el tiempo que la sangre tardará en coagular.

Los dos medicamentos tienen como objetivo evitar que se produzcan trombosis y embolias, pero a su vez pueden ser la causa de hemorragias graves. Por este motivo, el tratamiento anticoagulante oral exige el mantenimiento de unos niveles concretos de anticoagulación: ni muy elevados, porque habría riesgo de hemorragia; ni muy bajos, porque el anticoagulante no sería efectivo como prevención. Estos niveles constituyen el intervalo terapéutico.

La diferencia básica entre Aldocumar y Sintrom es la vida media de ambos, y este hecho les confiere diferentes ventajas e inconvenientes que el hematólogo debe sopesar.

Aldocumar
Se presenta en comprimidos de 1, 3, 5 y 10 mg de Warfarina.
Administrada por vía oral se absorbe completamente alcanzando las concentraciones plasmáticas máximas en 1 a 9 horas. Los cambios en el tiempo de protrombina se observan aproximadamente entre las 96-120 horas del inicio. Su eliminación plasmática tiene una semivida de aproximadamente 31 y 48 horas. Es decir, le cuesta más llegar a alcanzar el efecto. Y al suspenderlo, le cuesta más hacerlo desaparecer.

Sintrom
Comprimidos de 1 y 4 mg de Acenocumarol.
Los cambios en el tiempo de protrombina se observan aproximadamente entre las 36-72 horas a partir del inicio. La concentración plasmática máxima se alcanza al cabo de
1 a 3 horas. El acenocumarol se elimina del plasma con una semivida de 8-11 horas. Es decir, le cuesta menos llegar a alcanzar el efecto y al suspenderlo, le cuesta menos hacerlo desaparecer.

Los coagulómetros portátiles permiten la realización del tiempo de protrombina utilizando sangre capilar fresca. La tromboplastina utilizada por los dispositivos otorga una alta sensibilidad para detectar la deficiencia de factores cuya generación depende la vitamina K. Sobre dichos factores (II, VII, IX y X)  actúa el tratamiento anticoagulante oral, que incluye tanto al Aldocumar como al Sintrom. Es por este motivo que autocontrolar el tratamiento anticoagulante oral es posible tanto en los pacientes que toman Aldocumar como en los que toman Sintrom.

Autora del texto: Montserrat Rambla Pérez
Apoyo Técnico Clínico de Monitor Medical.
Enfermera de la Unidad de Hemostasia y Trombosis del Hospital de Sant Pau.

Originally posted 2012-02-28 11:35:42. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , | 1 comentario

Frutas y verdura de temporada: cómo comerlas sin que afecten al tratamiento con Sintrom

Espárragos, alimento de temporada con un contenido medio de vitamina K

La primavera y el mes de abril dan inicio a un calendario de nuevas frutas y verduras.
No hay alimentos prohibidos cuando se toma Sintrom. Así que en este artículo no vamos a prohibir lo nuevo que nos ofrece la tierra por esta estación, sino dar unas pautas para que la introducción de nuevos alimentos no suponga un cambio brusco de dieta ni alteraciones en el INR del paciente anticoagulado.

Abril es época de alcachofas, de tomates, de espárragos verdes… Contienen vitamina K y comerlos en abundante cantidad podrían alterar los niveles de INR mediante tratamiento anticoagulante. Así que ahí van una serie de recomendaciones para que introducir estos nuevos alimentos en la dieta no suponga un cambio brusco en el rango terapéutico o INR recomendable.

El consejo número uno y fundamental: introducir estos nuevos alimentos paulatinamente en la dieta. Comer lechuga está muy bien, pero si introducimos este plato hay que hacerlo con la cautela de no comer de repente cada día ensalada; en la comida y en la cena.

Judías verdes, todo tipo de coles, cebollas, berenjenas, calabacín, pimientos… estarán seguramente en nuestra mesa en primavera y tienen vitamina K. El único requisito es comerlos de forma moderada y equilibrada. Si un día comemos un plato de judías verdes con patata se trata de no repetir este menú varias veces por semana. Y menos si lo hacemos como novedad ahora en primavera.

Lo que no le va bien al Sintrom, que es un anticoagulante antivitamina K, es comer de repente cosas nuevas y repetir estos nuevos ingredientes de golpe durante varios días.
Hay que introducirlos de forma equilibrada, paulatinamente. Despacio pero sin privarse de las cosas ricas, que aunque contienen vitamina K, también contienen otras muchas propiedades, vitaminas y minerales que necesita nuestro organismo. Y privarse de comer verdura, con las propiedades que tiene, por el hecho de tomar Sintrom no tiene sentido. Es un falso mito que no se puede comer verduras de hojas verdes con este tratamiento anticoagulante. Con Sintrom se puede comer de todo, pero variado y equilibrado. Constante. No nos cansaremos de repetirlo.

Y del capítulo de frutas nuevas, albaricoques, fresones, cerezas, melocotones, etc., decir que, en principio, no contienen demasiada vitamina K, pero introducir de repente una dieta acabada con postres de fresones casa día durante varios días puede dar lugar a alteraciones. Así que, a comer de todo, integrando despacio en la dieta de primavera las nuevas frutas y verduras, y estar atentos con controles semanales de que no haya cambios bruscos de INR.

Es posible gracias al autocontrol. Y con autocontrol además podemos saber si realmente un cambio de dieta o comer abundantemente un ingrediente unos días seguidos como novedad afecta a los índices de anticoagulación y de qué manera. Es la ventaja del autocontrol de los anticoagulantes desde casa. Que el paciente acaba conociendo a la perfección el funcionamiento de su tratamiento y los factores que producen alteraciones.

En nuestra guía del paciente anticoagulado tendrá más información sobre dieta y Sintrom.

 

Originally posted 2012-04-02 10:39:17. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , | 18 comentarios

Pautas para ir al dentista cuando se toma Sintrom®

Sintrom y pautas para tratamientos odontológicos

Empastes, endodoncias e higienes dentales, en principio, no requieren de ninguna preparación para evitar hemorragia.

Si usted toma anticoagulantes orales, tipo Sintrom®, hay una serie de cosas importantes que debe saber antes de ir al dentista.

Primero de todo: informar a su médico estomatólogo o dentista de que sigue un tratamiento anticoagulante oral.

Pero, contrariamente a lo que muchas personas creen y a una especie de “mito” establecido de que los anticoagulados no pueden seguir ningún tratamiento odontológico, muchas pautas son de sentido común (evitar riesgo de hemorragia) y fáciles de seguir.

Por ejemplo, si le tienen que realizar un empaste o una endodoncia (matar el nervio), sepa que no es necesario ninguna preparación previa para evitar una hemorragia.
Los pacientes con prótesis valvulares deben recibir profilaxis con antibiótico para evitar el riesgo de endocarditis (inflamación del endocardio) bacteriana.

Para una higiene dental (limpiezas de boca) tiene que tener un control de INR realizado en los últimos siete días, para asegurar que está en su rango terapéutico y que todo es normal. Si sangra de manera excesiva  (en las higienes es normal sangrar ligeramente), se tienen que realizar enjuagues con Amchafibrin®, que está indicado para tratamiento y profilaxis de hemorragia. Los enjuagues tendrían que ser sin tragar y con suavidad durante cinco minutos, cada seis horas.

Sí tienen algo más de complicación las extracciones e implantes dentales. Pero la experiencia demuestra que no hay necesidad de suspender el tratamiento anticoagulante oral, siempre que se sigan estas pautas:

Un control de INR realizado en los últimos siete días que nos dé garantía de que no hay ninguna anomalía en el tratamiento.
Los pacientes valvulares (valvulopatías y prótesis valvulares) deben recibir profilaxis con antibiótico para evitar el riesgo de endocartitis bacterina, del que ya hemos hablado. También se recomienda en portadores de marcapasos.

Tras la extracción o implante, el odontólogo debe instilar una ampolla de Amchafibrin® en la zona de la extracción. Y comprimir con una gasa empapada de Amchafibirn® durante 30 minutos. Puede ser de ayuda la aplicación de puntos de sutura.

Por su lado, el paciente en casa tendrá que seguir también algunas pautas tras la intervención.
Lo principal, enjuagues orales con Amchafibrin®, tal y como se ha indicado anteriormente, esto es, sin tragar, de forma suave; durante cinco minutos, cada seis horas y durante dos días.

Es recomendable que durante dos días tome comida blanda y templada o fría durante los dos días posteriores a la intervención.

Estas normas indicadas son orientativas. Consulte siempre con su médico responsable del tratamiento anticoagulante oral antes de cualquier intervención, que es quien le podrá aconsejar de forma personalizada y adecuada a su tratamiento en concreto.

Texto basado en pautas de los Drs.  JC Souto y M. Carrasco, equipo de hematología de Monitor Medical.

Originally posted 2011-09-21 12:14:43. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Ahora estoy mucho más segura y viajo tranquila

Quima Parra, modelo ejemplar de paciente activa e implicada en el tratamiento.

Hace dos años tuve la mala suerte de sufrir un aneurisma de aorta súbitamente.
Tras una operación de riesgo, que derivó en un tratamiento de por vida con Sintrom (entre otros medicamentos), empezó un peregrinaje en el hospital intentando encontrar el INR correcto.

Siempre estaba fuera de rango, llegando incluso a tener que utilizar heparina. Casualmente, me comentaron la opción de realizar yo misma el control de mi INR. Y localicé por Internet a Monitor Medical.

A partir de entonces, todo fue muchísimo mejor. Ahora estoy mucho más segura y tranquila. Viajo sin temor, ya que llevo conmigo mi “kit supervivencia” con lo necesario para controlar el INR. Saber que dispongo de la ayuda y control de una enfermera especializada y un hematólogo en todo momento ha mejorado mi calidad de vida.

Gracias por aparecer en uno de los momentos más complicados de mi vida.

[Gracias a ti, Quima, por estar dispuesta siempre a apoyarnos y por tu gratitud].

Originally posted 2012-11-19 10:02:37. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Historias de pacientes anticoagulados | Deja un comentario

“El autocontrol del Sintrom es libertad y tranquilidad”

Nina, una paciente de nuestro centro sanitario con mucha iniciativa para el autocontrol.

“Libertad, tranquilidad, conocer mejor cómo afectan los cambios de alimentación a mi INR”. Así resume esta paciente experta en autocontrol con Monitor Medical su experiencia. Y se alegra de que la asesora santaria que tiene asignada en Monitor Medical le explicara detalladamente, no sólo el funcionamiento del coagulómetro y las tablas de autodosificación para el autocontrol, sino todo lo que conlleva tomar Sintrom.
Gracias, Nina, por la confianza, simpatía y buena predisposición.

Y aquí os dejamos un regalo de Nina, que ha puesto
su gesticulación y su expresividad a una canción para personas sordas, como
estudiante de Lengua de Signos Catalana, LSC.
http://www.educatube.es/sense-tu-en-lengua-de-signos-lsc/

Originally posted 2012-07-20 09:02:45. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Historias de pacientes anticoagulados | 8 comentarios

Tratamiento anticoagulante oral y autocontrol

El autocuidado como alternativa en salud es cada vez más posible debido a los avances tecnológicos y a pacientes cada vez mejor informados y más capaces de coger las riendas de su enfermedad o tratamiento médico. El ejemplo claro lo tenemos en los pacientes diabéticos. Hay otro colectivo de pacientes, los anticoagulados, para cuales la monitorización es clave en su tratamiento y que en España todavía no gozan del privilegio del autocontrol de forma universal. Y no por falta de tecnología, precisamente, si no por falta de cambio de mentalidad en el modelo de gestión, que todavía no goza de los mecanismos para extender el autocontrol en casa como forma de mejorar en salud y calidad de vida para este colectivo de pacientes.

En España hay casi un millón de pacientes que toman anticoagulantes orales; normalmente, el fármaco acenocumarol (Sintrom®) o warfarina. Cerca de un millón de personas anticoaguladas que tienen que acudir a sus centros de salud por lo general una vez al mes para realizarse controles de anticoagulación. Y es un número que va en claro aumento debido al envejecimiento de la población.

Recientemente, ha aparecido un nuevo grupo de fármacos anticoagulantes con un funcionamiento distinto a los citados y que no requieren controles. El más conocido es Pradaxa® (dabigatrán). No han demostrado una clara superioridad en reducción de complicaciones y costes cuando se han comparado con los anticoagulantes clásicos como el Sintrom con control convencional. Y, desde luego, no es superior frente a las ventajas que presenta el modelo del autocontrol. (Ver estudio citado en el punto 7 de la bibliografía del final de este artículo).

¿Qué es el tratamiento anticoagulante?
Nuestra condición humana es tal que inclusive para una persona considerada sana existe la posibilidad de que padezca una tromboembolia (taponamiento de un vaso sanguíneo a consecuencia de un trombo de sangre). Hay determinados colectivos de personas expuestos a este riesgo de forma superior: pacientes que padecen determinados tipos de arritmia o fibrilación auricular, portadores de prótesis cardíacas valvulares o pacientes que han padecido algún episodio de trombosis venosa profunda.
A fin de reducir estos riesgos, la medicina cuenta con todo un arsenal terapéutico. El más común es el tratamiento anticoagulante oral o TAO. El TAO para la prevención de la enfermedad tromboembólica en cualquiera de sus manifestaciones se inició en 1941, tras el descubrimiento de los fármacos cumarínicos (antivitamina K), siendo el Sintrom® el más utilizado en España. Desde el primer momento, se constató la necesidad de individualizar y monitorizar el proceso terapéutico, debido a la gran variabilidad en la respuesta de los pacientes y las múltiples circunstancias que influyen en el efecto de este medicamento. Los controles analíticos periódicos de la intensidad del efecto anticoagulante constituyen la parte fundamental de la monitorización.

La realidad de los controles del Sintrom® en España
Desde hace una década, el crecimiento anual de la población anticoagulada se estima en un 10% anual: 80.000 nuevos pacientes cada año. Esto se traduce en que más de 800.000 personas (no se disponen de estadísticas oficiales, pero se estima que ésta es la cifra del número de pacientes en TAO crónico o de por vida en nuestro país) requieren controles periódicos, que normalmente se llevan a cabo en hospitales o centros de salud. Porque para que los anticoagulantes sean efectivos y cumplan con la función que tienen determinada, esto es, evitar un coágulo, un trombo, una embolia, cada paciente tiene que tener una INR (Razón internacional normalizada del tiempo de protrombina) o índice de anticoagulación en unos determinados límites.

Una persona que no toma anticoagulantes tiene una INR aproximadamente de 1. Una persona que necesita disminuir su capacidad de coagulación de la sangre, porque por el motivo que sea, corre el riesgo de crear un trombo, estará anticoagulada al intervalo que le prescriba su médico en función de la patología: tromboembolismo venoso, fibrilación auricular, prótesis cardiaca valvular mecánica, etc. Una INR de 2 gracias a la acción de los anticoagulantes significa que la sangre del paciente tarda el doble en coagular que la sangre de una persona que no toma anticoagulantes. De esta forma es como disminuye el riesgo de sufrir un episodio tromboembólico.

Ver vídeo

La frecuencia de los controles está claramente relacionada con la permanencia dentro del intervalo terapéutico, y esta a su vez, con la disminución del riesgo de complicaciones graves. El intervalo terapéutico es aquel que incluye los valores de la INR a la vez eficaces y seguros.  Habitualmente se encuentra  entre los valores de 2-3 o de 2,5-3,5. Los anticoagulantes son un arma de doble filo si no se consigue que el paciente esté en los intervalos terapéuticos que tiene marcados. Y si estos anticoagulantes trabajan más de la cuenta (por decirlo de alguna forma), existe el riesgo de hemorragia por un exceso de anticoagulación. Es para intentar ajustar estos intervalos terapéuticos que se monitoriza a los pacientes. Normalmente, como hemos indicado, desplazando al paciente a un hospital o centro de salud.

En España, como en la enorme mayoría de países, la frecuencia media de estos controles está establecida de forma mensual. Es decir, que un paciente que toma Sintrom® (o Aldocumar®, que es otro de los anticoagulantes antivitamina K típicos) tiene que acudir una vez al mes para que mediante un análisis sanguíneo le digan:
1) Que su INR está dentro de los márgenes que tiene prescritos como adecuados o terapéuticos, y que por tanto, debe continuar con la misma dosis de anticoagulantes que toma a diario.

2) Que su INR no está dentro de los márgenes que tiene prescritos y que hay que reajustar la dosis para conseguir que vuelva a estar en rango terapéutico. Esto significa que los anticoagulantes no están siendo suficientemente efectivos o suficientemente seguros. En otras palabras, que el paciente ha tenido mayor riesgo del deseado de sufrir una trombosis, cuando la INR ha estado por debajo del rango terapéutico. O que si su INR es más alta de lo deseable, entonces ha tenido aumentado innecesariamente el riesgo de sufrir una hemorragia durante todo este periodo.

Cabe insistir en que anticoagulantes orales tipo antivitamina K, como el Sintrom®, interactúan con un cambio de dieta, con otros medicamentos, incluso en función del estado del paciente. Por eso es importante realizar estos controles e informar bien al paciente de las precauciones a tener en cuenta. Y dado los riesgos que tiene estar fuera de rango, se podría afirmar que un mes es un periodo de tiempo demasiado largo entre control y control para asegurar la eficacia de los anticoagulantes.  Así, no es extraño que aparezcan estudios, como el reciente Proyecto Garfield,  que pongan de manifiesto que en el caso de los pacientes con fibrilación auricular, en la vida real, los pacientes tratados con Sintrom® están en un correcto rango de anticoagulación tan sólo en el 47% de los controles.

Cuanto más tiempo está el paciente en rango terapéutico, más eficaz es el tratamiento para evitar una tromboembolia o el riesgo de hemorragia que se asocia a los anticoagulantes. Por tanto, es de lógica afirmar e insistir en que cuanto más tiempo en rango terapéutico, menos complicaciones asociadas al tratamiento con anticoagulantes.
En las circunstancias actuales y con los modelos asistenciales mencionados, es prácticamente imposible aumentar la frecuencia de los controles e incidir por tanto de manera significativa en la mayor calidad del proceso. Esto sólo se puede conseguir impulsando el autocontrol del TAO mediante el uso de coagulómetros portátiles y la formación eficaz de los pacientes.

El autocontrol de los anticoagulantes mejora la salud y la calidad de vida del paciente
La tecnología pone al alcance de cualquier paciente un aparato portátil llamado coagulómetro, que con un simple pinchazo en el dedo da un resultado rápido y eficaz de su INR. Lo cual permite detectar cualquier desviación de forma precoz y corregir automáticamente la dosis para volver a los parámetros que tiene establecidos por su médico.

El autocontrol en casa con coagulómetros portátiles por parte de los pacientes permite análisis más frecuentes (una vez cada semana es lo normal; en lugar de cada mes) y la detección precoz de cualquier alteración en la INR. Esto permite, a su vez, reajustar la dosis de anticoagulante que permita volver rápidamente al rango terapéutico que el paciente tiene asignado. Está comprobado y lo avalan distintos estudios que cuando es el paciente quien toma con autocontrol las riendas de su tratamiento, las complicaciones graves se reducen a la mitad. Con autocontrol, el tiempo en rango terapéutico o TRT es mucho más alto que en controles convencionales, llegando a situarse en torno a un 70 %.

¿Son fáciles el autocontrol y la autodosificación?
La experiencia acumulada en países donde el autocontrol forma parte del sistema público de salud y en los grupos de pacientes a los que en España se ha dado acceso al autocontrol pone de manifiesto que ni la edad ni el nivel de estudios constituyen un impedimento para que el paciente pueda asimilar el funcionamiento (sencillo) del coagulómetro y seguir las tablas de autodosificación, en función del resultado que le den en casa los análisis.

Está claro que el autocontrol repercute directamente en la calidad de vida del paciente, que ya no necesita desplazarse para realizar los controles de su INR. Especialmente, para aquellos pacientes con problemas de movilidad. O para los familiares de pacientes de edad avanzada, que son quienes actúan como acompañantes en estos desplazamientos. O para pacientes en edad laboral o escolar, que tienen que ausentarse de sus respectivos puestos de trabajo o estudio.

El paciente en autocontrol mejora en salud y en bienestar. Ya por el simple hecho de coger las riendas de su tratamiento, que le confiere más autonomía y libertad. Y porque consigue estar más tiempo en rango terapéutico.

En países como Alemania, en los que el autocontrol de los anticoagulantes es una prestación de la sanidad pública, los casos de complicaciones graves son mucho menores y esto significa un ahorro neto a la sanidad pública de unos 150.000.000 € cada año.

Fuentes bibliográficas y estudios:

  1. Juan Carlos Souto: el autocontrol del Tratamiento Anticoagulante Oral http://www.monitormedical.es/files/files/20110919121523_327207.pdf
  2. J.C. Reverté: “Antivitamina K: objetivo en rango terapéutico 70 por ciento”. XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, octubre 2012.
  3. Dr. Viñolas, La Vanguardia, noviembre de 2012: Global Anticoagulant Registry in thefield “Garfield”.
  4. http://www.monitormedical.es/blog/wp-content/uploads/121126-LaVanguardia-Dr-Vi%C3%B1olas-Proyecto-Garfield.pdf
  5. P. Gallego et al: “El tiempo en rango terapéutico es un factor de riesgo independiente de mortalidad, sangrado y abandono del TAO en pacientes con fibrilación auricular”. XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, octubre 2012.
  6. Estudio RE-LY. Connolly SJ, Ezekowitz MD, Yusuf S, et al. Dabigatran versus warfarin in patients with atrial fibrillation. N Engl J Medicine 2009; DOI:10.1056.NEJM0a0905561. http://www.nejm.org/search?q=RE+LY
  7. Alonso-Coello et al: “Home-monitoring of oral anticoagulation versus dabigatran”, an indirect comparison. Thrombosis and Hemostasis, 2012. http://xurl.es/7rtj0
  8. José R. González-Juanatey et al: “Cost-effectiveness of Dabigatran for Stroke Prevention in Non-valvular Atrial Fibrillationi in Spain”. Revista Española de Cardiología. 2012; 65 (10): 901-910.

Originally posted 2013-01-10 11:00:19. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Sintrom, verano y vacaciones

 

Estar en autocontrol del TAO confiere más tranquilidad estando fuera de casa

Estar en autocontrol del TAO confiere más tranquilidad estando fuera de casa.

Es una de las preguntas clásicas durante la época estival en la consulta médica: Me voy de vacaciones, ¿qué hago con el Sintrom®?

Si usted está en tratamiento anticoagulante oral puede viajar libremente, claro. Pero conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones.

Cuando se está en autocontrol la autonomía que confiere poderse hacer su propio análisis, valorar el resultado y poder ajustar la dosis del tratamiento es una gran ventaja y una fuente de tranquilidad y bienestar para el paciente que está fuera de casa.

Si usted no está en autocontrol del Sintrom® es importante que procure haber hecho un control de INR en su centro de referencia poco antes de iniciar su viaje; para comprobar que su INR es adecuada. Recuerde que los valores demasiado bajos de INR favorecen la posibilidad de trombosis o embolia. Y que los niveles demasiado altos favorecen las hemorragias. Por eso, precisamente, son tan importantes dichos controles.

Lleve consigo en su equipaje el calendario de dosificación de su tratamiento anticoagulante oral y medicación suficiente para todos los días del viaje. Y averigüe previamente a su viaje si en su lugar de destino existen centros donde puedan hacerle un control en el caso de que lo necesitara.

En lo que debe tener más precaución es en su dieta. Durante el periodo estival son muy habituales los cambios de alimentación. Ya sea porque con el aumento de la temperatura puede disminuir el apetito o porque nos apetece un tipo de comida más fresca. O sencillamente, porque estamos fuera de casa y nuestros hábitos alimentarios varían considerablemente.

Cuidado, por otro lado, con los regímenes adelgazantes prevacacionales (la conocida “operación biquini”). Recuerde que antes de iniciar una dieta adelgazante debe consultar con su médico o centro de control del tratamiento anticoagulante oral.

Todo esto por cuanto que cualquier cambio brusco en el tipo de alimentación puede alterar los valores de INR. Es verdad que no hay alimentos prohibidos cuando se está en tratamiento de Sintrom®, pero es muy recomendable no cambiar las cantidades de vitamina K de la dieta. Un descenso repentino de ingesta de vitamina K aumenta el efecto anticoagulante en la sangre y por tanto aumentará el riesgo de hemorragias y sangrado. Y al contrario, si aumenta mucho el consumo de esta vitamina se podría reducir el efecto anticoagulante y haber más riesgo de trombos.

Vegetales de hoja verde como espinacas, brécol, col lombarda o coles de Bruselas, chocolate en tabletas tienen un contenido alto en vitamina K, así como el aceite de soja o la salsa mayonesa. La lechuga, espárragos y aguacates la contienen, pero en menor medida.

Intente comer de forma variada y equilibrada. Aunque está claro que fuera de casa a veces no es posible tener este tipo de control. Procure, al menos, tener en cuenta este tipo de alimentos ricos en vitamina K y no ingerirlos en abundancia.

Por lo que se refiere al alcohol, tenga en cuenta que interactúa con el tratamiento anticoagulante. Por tanto, no abuse de él. Moderadamente, esto es, alguna copa de vino o cerveza en las comidas se puede tomar tranquilamente (lo aconsejable es que si lo hace sea con regularidad más que esporádicamente). Y evidentemente, ¡puede brindar con cava o champagne en un celebración!

En caso de diarrea, más comunes en verano o por el cambio de agua si está fuera de casa (debe procurar beber agua envasada), haga dieta estricta y tome abundante líquido. Si se prolonga varios días, lo mejor es que haga una consulta a un médico por si fuera necesario administrar algún medicamento inhibidor. Pero no se automedique, pues ya sabe que hay fármacos que interfieren con los anticoagulantes orales.

Precaución con el sol, por otro lado. Es importante no estar expuesto durante largo tiempo a temperaturas demasiado altas. Ni estar expuesto al sol durante mucho tiempo y mucho menos sin protección. Conviene mantener la cabaza protegida y utilizar protectores solares de altos índices.

En cuanto a la actividad física o el ejercicio, tenga en cuenta que en personas que están en tratamiento anticogulante oral los deportes más recomendables son aquellos que requieren un esfuerzo moderado. Y la natación, precisamente, es uno de ellos. Así que, ¡no se prive de un buen baño!

Como en todo, la mejor receta es aplicar la moderación y el sentido común. Si está en tratamiento de Sintrom®, ya sabe que existe un margen estrecho entre los niveles de INR adecuados (terapéuticos) y aquellos que pueden provocar complicaciones. Por eso, precisamente, es tan importante controlar periódicamente el tratamiento anticoagulante.

Y por eso es tan recomendable el autocontrol, que permite controles de forma más periódica: una vez a la semana, con Monitor Medical. Porque a mayor número de controles, mejor control (más tiempo en rango terapéutico). Y por tanto, disminución del riesgo de complicaciones, como está demostrado científicamente.

Y a mayor control, mayor tranquilidad, mayor autonomía y mayor calidad de vida. ¡Felices vacaciones!

Ah, y si usted está en autocontrol con Monitor Medical recuerde llevar su coagulómetro, sus tiras reactivas, su teléfono de contacto de su asesor sanitario y la dirección de nuestra página web.

Dispone de toda la información detallada en nuestra
Guía del paciente anticoagulado (cuaderno de bitácora) de Monitor Medical

Originally posted 2011-07-11 12:03:33. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Los antídotos de los anticoagulantes orales para emergencias (Sintrom y nuevos fármacos)

Los antídotos de los anticoagulantes orales para actuaciones quirúrgicas o emergencias.

El Sintrom tiene 2 antídotos específicos:
1. La vitamina K, que revierte su efecto en 8-10 horas, para situaciones no urgentes.
2. Los concentrados de complejo protrombínico (con los factores II, VII, IX y X), que administrados a la dosis adecuada (en función sobre todo de la INR en el momento de la emergencia) corrigen completamente el efecto del Sintrom o warfarina de manera inmediata y permiten cualquier actuación quirúrgica de urgencia o emergencia

Imagen de la campaña de FEASAN para identificar mediante tarjeta a pacientes que toman anticoagulantes.

En el caso de los nuevos anticoagulantes, como el dabigatran o rivaroxaban, hay protocolos de emergencia establecidos, pero su problema es que no garantizan el resultado en muchos casos y se usan sustancias ya existentes y utilizables para el tratamiento anticoagulante oral clásico (como el complejo protrombínico) o el factor VIIa recombinante, de forma análoga a cómo se haría con el Sintrom, pero con mucha menos base científica o práctica.

Se está investigando mucho para encontrar antídotos específicos para dabigatran y rivaroxaban. Hay publicaciones recientes de productos que son proteínas recombinantes parecidas a los factores IIa y Xa (pero sin efecto protrombótico), que al unirse a dabigatran o rivaroxaban neutralizan su efecto anticoagulante de forma muy rápida. Pero ninguno de estos está disponible todavía en el mercado.

Nos hacemos eco en este post de la campaña que está llevando a cabo FEASAN para la identificación, mediante tarjeta, de los pacientes anticoagulados, de interés vital en caso de emergencias. Enlace campaña

Originally posted 2013-02-04 13:01:43. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado | Deja un comentario

El control del Sintrom en casa con Monitor Medical: “Una vida más sencilla para el paciente anticoagulado”.

Monitor Medical, plataforma para el autocontrol en casa del Sintrom.

Monitor Medical, plataforma para el autocontrol en casa del Sintrom.

El nuevo centro sanitario Monitor Medical ofrece a los pacientes en tratamiento anticoagulante oral con  Sintrom® o Aldocumar® una plataforma para realizar el autocontrol desde casa y el ajuste de la dosis necesaria de manera sencilla, segura y tutelada.

Cuando se está recibiendo un tratamiento con anticoagulantes orales es fundamental la realización de análisis de sangre con controles periódicos con el fin de ajustar las dosis necesarias para que no se produzcan complicaciones relacionadas con el mismo, como hemorragias o trombosis.

En España, la mayoría de pacientes que toman anticoagulantes
orales se controlan de forma periódica una vez al mes en hospitales o centros sanitarios, con el coste de desplazamiento y pérdida de tiempo, incluso de jornada laboral, que ello
significa mensualmente para el paciente.

El servicio de autocontrol de Monitor Medical ofrece al paciente un coagulómetro
de última generación (aparato que mide automáticamente el INR de la sangre y) en
depósito, así como tutelaje permanente de su equipo médico y de enfermería especializado
en hematología.

La aparición en el mercado hace más de 10 años de los
coagulómetros portátiles ha modificado enormemente las expectativas del
paciente anticoagulado, según ha quedado demostrado en diversos estudios
clínicos. Porque permite un control más frecuente (lo cual disminuye el riesgo
de complicaciones) y proporciona mayor autonomía.

Con la ventaja, además, de que el propio paciente, como principal
interesado en mantener su salud, pasa a ser parte activa en el control y en el
mantenimiento uniforme de la hipocoagulabilidad que requiere.

A diferencia de otros países, en España, por razones de tipo
económico básicamente (el precio del coagulómetro es todavía elevado), no ha
sido posible implantar el autocontrol del tratamiento anticoagulante oral de
forma universal, si bien se ha experimentado con éxito en diferentes unidades
de hematología de hospitales con pequeños grupos de pacientes.

Monitor Medical nace con clara vocación de servicio, ofreciendo a
sus pacientes-clientes el material necesario (coagulómetro y chips) para que
puedan realizar análisis semanales en una tarifa asequible de 35 € mensuales.

Los pacientes que se acogen a esta forma de autocontrol del
Sintrom® con Monitor Medical deben pasar previamente una formación sobre el uso
del coagulómetro e interpretación de resultados de los análisis y ser
considerados aptos por el personal sanitario que les instruye.

El autocontrol con Monitor Medical ofrece, además, la posibilidad
de introducir los resultados del control y las dosis en una base de datos para
consulta del propio paciente y del médico de su centro de referencia en el tratamiento
de anticoagulante oral.

“Gracias al autocontrol del TAO tengo la sensación de que llevo el control de mi vida”

“Lo mejor del autocontrol es que puedo hacerlo desde casa y no tengo que ausentarme del
trabajo”

(Testimonios de pacientes)

Dossier informativo de Monitor Medical y su plataforma de autocontrol del Sintrom

Recortes de prensa sobre los beneficios del autocontrol del Sintrom

 

 

Originally posted 2011-06-02 09:12:28. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Charla informativa sobre el Autocontrol Tutelado en Anticoagulats de Lleida

El pasado lunes 18 de noviembre, Día Nacional del Paciente Anticoagulado, una parte representativa del equipo de Monitor Medical formada por: Josep Gatell, Director General, el Dr. Xavier Ruyra , experto en Cirugía Cardíaca y asesor valvular, y Raquel Montero, Enfermera Coordinadora experta en anticoagulación, se desplazaron a la Asociación de Anticoagulados de Lleida para dar una charla informativa  sobre tratamiento anticoagulante oral, y los últimos avances en autocontrol.

En Lleida actualmente hay unas 3.000 personas en tratamiento anticoagulante oral, y el crecimiento anual se estima entre el 10-20% , cifra que se debe fundamentalmente al envejecimiento de la población.

“Anticoagulats de Lleida”,  la Asociación de Anticoagulados que preside José Manuel Calvo Agüera y que cuenta en la actualidad con un centenar de socios, también reivindican y defienden el Autocontrol como una de las mejores alternativas para los pacientes anticoagulados, tratando de informar y hacer difusión sobre los beneficios que supone para el paciente, tanto en calidad de vida como en disminución de complicaciones graves.

Queremos dar las gracias, en especial,  a Jose Manuel Calvo por su esfuerzo y interés, a Mari Carmen Guerrero, Presidenta de l’asociación de vecinos de La Bordeta, y a todos sus socios y asistentes. Gracias por venir, gracias por apoyar el Autocontrol y por hacer que esta alternativa al control convencional sea más conocida entre la población anticoagulada.

 

Autocontrol Sintrom

Anticoagulats de Lleida

 

 

Originally posted 2013-11-20 14:33:46. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Noticias, Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Nuestro modelo de autocontrol del Sintrom, en el programa de televisión Para todos la 2

El pasado 14 de mayo el programa Para todos la 2 se hizo eco de las ventajas del autocontrol del Sintrom a través de una tertulia con tres expertos en tratamiento anticoagulante oral que se inspiró en nuestro modelo de autocontrol y sirvió a los participantes para reivindicar el automanejo (análisis y autodosificación del Sintrom tras un curso de formación y siguiendo unas tablas) como la mejor forma de prevenir los riesgos asociados al medicamento.

Una paciente de nuestro centro sanitario, Monitor Medical, habló previamente de las ventajas que le supone llevar la gestión de su tratamiento anticoagulante oral en cuanto a calidad de vida, mostrando en un reportaje cómo realiza las mediciones de INR semanalmente en casa siguiendo el modelo y las tablas propuestas por Monitor Medical.

En la tertulia, posteriormente, los tres expertos en Sintrom, el director científico de Monitor Medical, el doctor hematólogo Juan Carlos Souto; el vicepresidente de FEASAN, Antonio Aínsa, y la cardióloga Pilar Portero, coincidieron en destacar que el autocontrol reduce de forma simbólica los riesgos de trombosis y hemorragia asociados al tratamiento. Todos los participantes destacaron asimismo la reducción de costes que supondría a largo plazo instaurar el modelo de autocontrol en nuestro sistema sanitario.

Vídeo del programa:

Originally posted 2013-02-04 13:02:59. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

“El autocontrol del Sintrom es la manera más eficaz y asequible de evitar complicaciones graves”

Hematólogo experto

Juan Carlos Souto

Entrevista al Dr. Hematólogo Juan Carlos Souto, especialista en coagulación y director científico del centro sanitario para el autocontrol tutelado de los anticoagulantes orales Monitor Medical

¿Mucha gente toma anticoagulantes, el conocido Sintrom?
Sí, sólo en nuestro país casi un millón de personas toman Sintrom, y este número crece año tras año en un 15%.

¿Por qué se toma Sintrom?
El Sintrom es un anticoagulante cuya función es intentar evitar que se produzcan embolias. La gran mayoría de las personas que toman Sintrom tienen arritmia cardíaca o son portadores de válvulas cardíacas artificiales porque les operaron del corazón. Otro pequeño grupo tienen enfermedades de la sangre o patologías que favorecen la trombosis o taponamiento de las arterias. El Sintrom favorece que la sangre esté suficientemente anticoagulada, más líquida, para evitar al máximo la posibilidad de sufrir embolias que pueden ser muy graves.

¿Es importante un buen control del tratamiento? 
Es muy importante. Cada persona reacciona de forma individual al tratamiento, y además, hay una gran cantidad de factores, como la alimentación, las medicaciones que tomamos o las dolencias que tenemos, que pueden afectar mucho a ese control. Como el Sintrom es un anticoagulante, es fundamental conseguir un nivel estable que no suponga ni un exceso de anticoagulación (eso determinaría la aparición de hemorragias), ni una falta de anticoagulación, que favorecería las embolias.

¿Estas complicaciones embólicas de las que habla pueden ser graves?
Pueden ser muy graves. De hecho, no existe ninguna complicación embólica que no sea grave porque la mayoría de ellas son embolias cerebrales que pueden determinar la muerte del paciente o un déficit neurológico permanente como una parálisis de una parte del cuerpo o una incapacidad para hablar o entender correctamente.

¿Cómo se controla habitualmente el tratamiento con Sintrom?
La forma más habitual es que el paciente acude a su hospital o a su centro de salud o ambulatorio una vez al mes. Allí se hace un control mediante una analítica, y según el resultado se le aconseja una pauta de medicación diaria para todo el mes. De esta forma, el paciente tiene unos 10-12 controles al año.

¿Existe otra forma de controlar el Sintrom?
Sí, el llamado autocontrol del Sintrom. En este caso y, de manera parecida a como lo hacen los pacientes diabéticos, el paciente sigue un pequeño curso de formación para hacerse su propio control cada semana en su domicilio y sigue unas guías para autodosificarse. Para ello, se pincha el dedo, y la gota de sangre resultante se deposita en una tira que va a ser leída por un coagulómetro portátil. El autocontrol es muy conocido en países como Alemania, Holanda o Dinamarca, donde desde hace ya más de 15 años los propios pacientes controlan su tratamiento anticoagulante. Hay países en los que el autocontrol para toda la población anticoagulada está incluido en la sanidad pública. Aquí sólo llega a un 1 % de la población, por un problema de costes, básicamente. Aunque es una cuestión de enfoque, porque el tratamiento de los episodios de hemorragias y trombóticos que se producen tiene un enorme coste social, muy superior al coste que tendría hacer llegar el autocontrol a todos los pacientes, que consigue reducir a la mitad el riesgo de complicaciones.

¿Realmente el autocontrol del Sintrom es tan beneficioso para el paciente?
El beneficio es muy significativo. En términos de calidad de vida porque el paciente (y/o los familiares) no deben desplazarse a los centros de salud, ni aguantar esperas o demoras. Ello les permite disponer libremente de su tiempo, no perder jornadas laborales, poder viajar sin limitaciones etc… En cuanto al beneficio clínico, el paciente que se autocontrola el Sintrom tiene un 50% menos de probabilidades de sufrir una complicación grave del tipo embolia o hemorragia mayor.

Si realmente es tan beneficioso, ¿por qué no todas las personas que toman Sintrom realizan autocontrol?
A diferencia de otros países en los cuales la sanidad pública ofrece el autocontrol a la población anticoagulada, esto no ocurre en España. Pese a que existe una evidencia clara y generalizada de las virtudes del autocontrol, su coste ha evitado que llegue a la población que lo necesita. En España, sólo un 1% de los pacientes que toman Sintrom hacen autocontrol.

¿Qué ofrece Monitor Medical a los pacientes anticoagulados?
Monitor Médical es un centro sanitario especializado en el autocontrol del tratamiento del Sintrom. Por una cuota mensual ofrece al paciente que toma Sintrom todo lo que necesita para que pueda realizar autocontrol de forma eficaz y segura. El paquete de servicios incluye el coagulómetro, las tiras reactivas y las guías de autodosificación, el curso de formación y el tutelaje contínuo por parte de enfermeras y hematólogos expertos en autocontrol, y una centralización de los datos para conseguir el mejor control posible. El paciente nunca se sentirá sólo y se beneficiará de la máxima calidad que existe en el control del Sintrom.

¿Pero todos los pacientes que toman Sintrom pueden realizar autocontrol?
Existen múltiples estudios que demuestran que más del 70% de los pacientes pueden hacerlo sin problema. Con ayuda de un familiar o una persona cercana, prácticamente el 100% de los pacientes pueden autocontrolarse. El cursillo de formación consta de 4 horas, dividido en dos sesiones, donde el paciente aprende todo lo importante sobre su tratamiento y aprende como manejar el coagulómetro, las tiras y las guías de dosificación. Ante la duda, siempre tendrá cerca de su enfermera de tutelaje o a los hematólogos de Monitor Medical.

Una última pregunta. Se habla mucho de los nuevos fármacos anticoagulantes que van a hacer desaparecer al Sintrom. ¿Podría darnos alguna información al respecto?
En el mercado existen 4 o 5 nuevos medicamentos anticoagulantes que intentan conseguir el mismo efecto que el Sintrom sin necesidad de realizar controles. Realmente, parece un concepto muy atractivo pero existen algunos inconvenientes importantes. En primer lugar, los estudios clinicos realizados hasta el momento son todavía escasos y limitados. En segundo lugar, la falta de control con medicaciones con potenciales efectos peligrosos no parece una buena idea. Creemos que un buen control es mejor que la ausencia total de control. Por último, esos nuevos medicamentos no están aprobados para pacientes que toman Sintrom por ser portadores de válvulas cardíacas o que tienen algunas enfermedades asociadas.Monitor Medical nace con la vocación de poder hacer llegar el autocontrol del Sintrom a toda la población anticoagulada y tiene como esta frase de Karl Popper: “Toda la libertad posible… todo el orden necesario”.

Más información en www.monitormedical.es

Originally posted 2013-02-05 12:40:32. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

Cómo hacer más comodos y seguros los viajes cuando se toma Sintrom

“Depender del Sintrom no me hace ninguna gracia, porque me gusta mucho viajar y creo que esto me limitará muchísimo”. Es el testimonio de una paciente que hemos querido destacar. Para tranquilizar a los sintroneros viajantes y aventureros y proponerles algunas soluciones que aligeren sus inquietudes.

En primer lugar, está bien aceptar que el hecho de estar en tratamiento anticoagulante oral va a limitar sus viajes. Pero esto no significa que haya de dejar de hacerlos. De hecho, conocemos el caso de personas muy emprendedoras en este sentido, que, con conocimiento y sentido común, esto es, con una actitud consciente y responsable de lo que implica su tratamiento, realizan largos viajes, incluso a países lejanos.

Conviene aclarar antes que nada que  la información de este post tiene carácter general. Como siempre, cada paciente es un mundo. Por lo que le pedimos que estos datos se tomen con toda precaución.

Punto número uno: planifique bien el viaje y hable de él con su médico, para que determine si sus planes conllevan algún riesgo que usted no había contemplado.

Por lo que se refiere a los controles periódicos de INR, está claro que si usted está en autocontrol y autodosificación del tratamiento, es decir, si dispone de un coagulómetro portátil para los análisis, todo resulta más fácil, más cómodo y más seguro. Para empezar, porque puede viajar sin el miedo a no detectar alteraciones de INR causadas por un cambio de dieta, por una diarrea (frecuentes en verano y cuando se cambia de agua. Por eso recomendamos intentar beber siempre agua embotellada), etc. Ya sabe que con autocontrol las mediciones de INR y reajuste de dosis son más frecuentes: una vez a la semana, si es paciente de Monitor Medical.

Si no es así, y realiza sus controles una vez al mes en un centro sanitario u hospital, hable con su médico para que le programe un control lo más cercano posible a la fecha de salida.

Una vez nos hemos asegurado de que todo está en orden, hay una cosa básica a tener en cuenta: llevar toda la medicación necesaria para el viaje. Y no facturar la maleta, por si se pierde (nunca se sabe, y más en la época estival, de mucho tráfico aéreo). Se recomienda llevar dosis suficientes para todos los días del viaje, por si en el lugar de destino no encuentra su fármaco.

¡Con todo el control necesario, no hay ningún impedimento para que disfrute plenamente de su viaje!

De la misma forma -y esta es una cuestión de seguridad- indique de alguna manera en su documentación personal, y en un sitio visible, que está en tratamiento anticoagulante oral; por si, en caso de accidente, tuviera que estar sometido a una intervención quirúrgica de urgencia. Si viaja fuera de España, indíquelo en la lengua más internacional, que está claro que es el inglés.

En su maleta no está de más que ponga material necesario o un pequeño botiquín para curar una pequeña herida o una picadura de insecto. Hasta aquí, nada distinto a una persona que no toma Sintrom. Una picadura de mosquito normal no ocasiona, en principio, ningún tipo de inconveniente extra a las personas que siguen un tratamiento anticoagulante oral. Y lo que ocurre con las pequeñas heridas que sangran es que, como la sangre tarda más tiempo en coagular, hay que ayudar, mediante presión en la zona, a esta coagulación.

Los trayectos largos
Si se viaja en avión, y el viaje dura unas cuantas horas, tenga en cuenta esta serie de recomendaciones, destinadas, principalmente a evitar largos periodos de inmovilidad de las extremidades inferiores.

Es bueno realizar ejercicios como hacer círculos con el tobillo, flexionar los pies cada quarto de hora, levantar las rodillas y, sobre todo, pasear cada una o dos horas.
Lleve ropa y calzado cómodos y beba agua para evitar deshidrataciones.

Si realiza el viaje en coche, pare de vez en cuando para el mismo fin. Hacer paradas periódicamente cuando se realizan trayectos largos en coches es una medida de seguridad que nadie debería saltarse. En verano, y especialmente después de las comidas, cuando las altas temperaturas apremian, son de obligado cumplimiento para el conductor, para evitar estados de somnolencia. Así que tómese el viaje en calma, y si va de copiloto instruya en este sentido a la persona que conduce el vehículo para que realicen algún paseo de vez en cuando.

Cuando el viaje es en barco, tenga en cuenta especialmente el riesgo es el mareo. Si se marea con facilidad, consulte a su médico qué medicamente puede tomar. Los antihistamínicos para el mareo, en principio, no interactúan con los anticoagulantes orales. Pero, una vez más, también en el capítulo de medicamentos autorizados con Sintrom, todo depende de cada caso y de la patología del paciente.

Por lo que se refiere a las vacunas, cuando se viaja a países que requieren protección específica ante determinadas enfermedades, lo mejor es que consulte detalladamente este tema con su médico. Una persona que toma anticoagulantes puede vacunarse, en general, lo mismo que cualquier persona que no está en este tipo tratamiento. Lo único a tener en cuenta, en principio, es que se haga de forma intramuscular, en el músculo del brazo, el deltoides, y no en la zona del glúteo.

De todas formas, insistimos en que es el médico quien debe determinar el riesgo que conlleva un determinado tipo de vacuna para cada paciente.

Durante los días de viaje lleve una vida lo más similar posible a la que realiza en casa en lo que se refiere a dieta alimentaria, ingesta de bebidas y hora de toma del medicamento, para que no se olvide de ninguna toma. Va bien romper la monotonía de vez en cuando, está claro. Pero no la descuide en estos aspectos que son fundamentales para el paciente en tratamiento anticoagulante oral. Así que, si se ocupa, no se preocupe más de la cuenta. ¡Con todo el control necesario, no hay ningún impedimento para que disfrute plenamente de su viaje!

Más información, en el post Sintrom, verano y vacaciones; y en nuestra sección de Preguntas frecuentes de la página web.

Originally posted 2011-08-03 11:18:19. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

Vida sexual, embarazo y tratamiento anticoagulante

Las personas en tratamiento anticoagulante oral (como Sintrom) pueden realizar una vida sexual normal.

Toda mujer en edad fértil que tome anticoagulantes orales y tenga un retraso de la regla de una semana, debe comprobar que no esté embarazada.

En el caso de que la prueba de embarazo sea positiva, debe consultar cuanto antes con el médico responsable del control de su TAO.

El embarazo exige que en el primer trimestre y en el último mes se suspenda el tratamiento anticoagulante oral por la posibilidad de malformaciones fetales y hemorragis en el recién nacida. Además, en las mujeres portadoras de prótesis cardíacas, el embarazo tiene un riesgo altísimo de trombosis de la protésis y de mortalidad para la madre, por lo que debería desaconsejarse.

En cuanto a los métodos anticonceptivos, se recomienda usar los métodos “barrera”, como preservativos, diafragmas y espermicidas.

Los dispositivos intrauterinos (DIU) no están contraindicados, pero en algunos casos pueden provocar hemorragias.

Las píldoras anticonceptivas deben evitarse en lo posible. La mayoría de ellas llevan estrógenos que pueden incrementar el riesgo de trombosis. Si se toman, hay que dosificar muy bien el anticoagulante y hacer más controles.

Naturalmente, los métodos más seguros y definitivos son la ligadura de trompas y la vasectomía.

Encontrará todas las respuestas acerca del tratamiento anticoagulante oral en
Preguntas frecuentes del paciente anticoagulado

 

Originally posted 2011-09-09 11:44:25. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Nota informativa sobre Dabigatrán de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS, recuerda en una nota informativa con fecha de 19 de diciembre de 2012, que el Dabigatrán (Pradaxa®) está contraindicado en pacientes con prótesis valvulares cardíacas.

Nota informativa de la AEMPS

El nuevo fármaco Dabigatrán tiene como indicación la prevenció del accidente vascular cerebral (AVC) y del embolismo sistémico en pacientes adultos con fibrilación auricular no valvular con uno o más factores de riesgo. No está indicado, como se reitera en esta nota (y vale la pena recordarlo, porque la información que se publica a veces da lugar a interpretaciones confusas) en pacientes portadores de prótesis valvular cardíaca.

Añadimos también el comunicado de la FDA sobre la seguridad de los medicamentos: Pradaxa (dabigatrán etexilato mesilato) no se debe usar en pacientes con válvulas protésicas del corazón.

A la vista de la evidencia científica disponible, las recomendaciones de distintas comisiones evaluadoras, la opinión de los expertos y el contexto sanitario, el Sintrom® con sus controles periódicos del INR sigue siendo el tratamiento de elección en los pacientes con fibrilación auricular con un buen control de su INR.

Se recomendaría tomar Dabigatran en pacientes que cumplan alguno de los siguientes criterios: Antecedentes de AVC hemorrágico o alto riesgo de hemorragia intracraneal, mal control del INR, alergia al Sintrom o pacientes con imposibilidad de hacer controles del INR.

En el caso de utilizar Dabiogatrán, deben seguirse una serie de precauciones: evaluar la función renal previamente en todos los enfermos, no utilizar si existen problemas renales graves, evaluar esa función renal al menos una vez al año en pacientes de más de 70 años y hacer un seguimiento clínico (aún no bien definido) por parte de los hematólogos.

A la vista del informe, queda establecido que el Dabigatrán es solamente una alternativa al clásico tratamiento con Sintrom cuando el control del INR no es adecuado.

En este sentido, el autocontrol del tratamiento anticoagulante con Sintrom no sólo consigue un excelente control del INR sino que además disminuye en más de la mitad la posibilidad de tener complicaciones y mortalidad relacionada.

Estudio comparativo entre Dabigatrán y autocontrol del Sintrom

Originally posted 2012-12-21 12:39:18. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Instrucciones de uso del Dabigatran del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya

Paralelamente a la aparición en el mercado del nuevo anticoagulante oral Dabigatran
( Pradaxa ®),  l’Agència d´Informació, Avaluació i Qualitat en Salut del propio Departament de Salut (CatSalut), ha emitido un informe de posicionamiento y recomendación de uso para dicho fármaco. El ámbito de aplicación de dicho informe incluye el Servei Català de la Salut (CatSalut) y el Sistema sanitari integral d’utilització pública de Catalunya (SISCAT).

El nuevo fármaco Dabigatran tiene como indicación la prevenció del accidente vascular cerebral (AVC) y del embolismo sistémico en pacientes adultos con fibrilación auricular no valvular con uno o más factores de riesgo. No está indicado pues en pacientes portadores de prótesis valvular cardíaca.

A la vista de la evidencia científica disponible, las recomendaciones de distintas comisiones evaluadoras, la opinión de los expertos y el contexto sanitario catalan, el Sintrom® con sus controles periódicos del INR sigue siendo el tratamiento de elección en los pacientes con fibrilación auricular con un buen control de su INR.
Se recomendaría tomar Dabigatran en pacientes que cumplan alguno de los siguientes criterios: Antecedentes de AVC hemorrágico o alto riesgo de hemorragia intracraneal, mal control del INR, alergia al Sintrom o pacientes con imposibilidad de hacer controles del INR.

En el caso de utilizar Dabiogatran, deben seguirse una serie de precauciones: evaluar la función renal previamente en todos los enfermos, no utilizar si existen problemas renales graves, evaluar esa función renal al menos una vez al año en pacientes de más de 70 años y hacer un seguimiento clínico (aún no bien definido) por parte de los hematólogos.

A la vista del informe, queda establecido que el Dabigatran es solamente una alternativa al clásico tratamiento con Sintrom cuando el control del INR no es adecuado.

En este sentido, el autocontrol del tratamiento anticoagulante con Sintrom no sólo consigue un excelente control del INR sino que además disminuye en más de la mitad, la posibilidad de tener complicaciones y  mortalidad relacionada.

Ver informe de recomendaciones de uso del Dabigatran del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.

Imagen de coagulómetro, utilizado para el control del Sintrom en casa.

Imagen de coagulómetro, utilizado para el control del Sintrom en casa.

 

 

 

 

 

 

Originally posted 2011-11-28 11:25:44. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Hoy se conmemora el 10º Día Nacional de Paciente Anticoagulado

El autocontrol del sintrom es autocuidadoActualmente se calcula que en España hay alrededor de 800.000 personas que están en tratamiento anticoagulante oral, probablemente más de 700.000 de ellos, de forma permanente. Y desde hace una década, el crecimiento anual de la población anticoagulada se estima en un 10% anual, suponiendo esta cifra unos 80.000 nuevos pacientes cada año.

Principalmente, las patologías que derivan a este tratamiento son:

■La Fibrilación Auricular (arritmia cardiaca), la más frecuente  entre pacientes Anticoagulados.

■El tromboembolismo venoso.

■Los portadores de prótesis valvulares cardiacas mecánicas.

Hoy, 18 de noviembre Día Nacional del Anticoagulado se celebran en numerosas Asociaciones de Anticoagulados de España actos conmemorativos, con el objetivo de informar y concienciar a la población de anticoagulados de la importancia de estar bien informado de su patología, y sobre todo de su participación activa en su cuidado.

En la actualidad, existen algunos programas de “Paciente experto” en la Sanidad Pública, y actividades organizadas por las Asociaciones de Pacientes Anticoagulados, como FEASAN, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulado, y otras asociaciones de pacientes, que a través de sus programas tratan de concienciar a la población de anticoagulados de la importancia de su implicación y su responsabilidad en el autocuidado de su salud.

Como  “Paciente experto”,  se entiende a toda aquella persona afectada por una enfermedad crónica que es capaz de responsabilizarse de su propia enfermedad y autocuidarse, identificando los síntomas, respondiendo ante ellos y adquiriendo herramientas para gestionar el impacto físico, emocional y social de la enfermedad.

En Monitor Medical creemos y defendemos este modelo de paciente. De hecho, nuestro paciente es, en su gran mayoría, un paciente  que conoce su enfermedad y que conoce los riesgos que de ella derivan,  que se hace responsable de su autocuidado y que toma decisiones sobre su salud. Nuestro paciente nunca está solo.

Nuestro personal sanitario se encarga de formar a los pacientes desde que se inician en el programa de Autocontrol Tutelado para que puedan realizar la analítica desde su propio domicilio, y se puedan  pautar la dosis de anticoagulante que deben tomar esa semana, en base a unas sencillas tablas que se adecuan a su rango terapéutico. Les proporcionamos la información  necesaria relativa a su patología, hábitos, alimentación, fármacos que interaccionan, pautas en casos de cirugía… y les hacemos un seguimiento semanal para supervisar sus índices de INR y las pautas semanales.

Ponemos la tecnología, y la formación e información necesaria a disposición del paciente, para que sea capaz de responsabilizarse de su cuidado y capaz de gestionar de forma más autónoma su tratamiento anticoagulante oral, siempre, insistimos, de una forma controlada y tutelada por profesionales médicos.

El Autocontrol también es Autocuidado.

Originally posted 2013-11-18 16:45:09. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral, Noticias | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Más control, la principal ventaja del autocontrol

Una de las principales ventajas del autocontrol es que permite más control. Es decir, controles más frecuentes. Lo cual se traduce en menos abandono de tratamiento, olvido o repetición de dosis, que es algo frecuente especialmente en pacientes mayores de 65 años polimedicados.

El autocontrol y la autodosificación del Sintrom no sólo genera mayor responsabilidad por parte del paciente anticoagulado respecto a su tratamiento y mayor conocimiento del mismo, sino que el hecho de tener que apuntar en un diario, tal y como proponemos a nuestros pacientes, los resultados de los análisis y las dosis hacen que el tratamiento se siga con rigor.

El control que requiere el Sintrom es, en parte, una ventaja. Porque permite que los pacientes anticoagulados no lo estén sin control o que dejen de estarlo cuando existe riesgo de trombosis por el simple hecho de haberse olvidado alguna toma.

Cuando nuestros pacientes nos exponen sus recelos a perder el contacto con su médico habitual acogiéndose al programa de autocontrol de Monitor Medical, nosotros siempre decimos que justamente lo que permite nuestro programa de autocontrol es que su médico de referencia esté más informado, si lo desea, acerca de su tratamiento.

Es decir, que aunque el paciente ya no tenga que acudir una vez al mes para realizar dichos controles y ajustes de la dosis, su médico habitual dispone de completa información de su tratamiento, de su dosificación y de sus INRs o mediciones. Porque el paciente de Monitor Medical entra todos los datos de su diario en una base de datos que es accesible para su médico, previa petición de acceso a la misma.

Dicho esto, hacemos nuestro un titular muy explícito aparecido en prensa acerca de los nuevos fármacos anticoagulantes: “Sin Sintrom, menos control”.

Nos permitirmos transcribir parte de esta noticia aparecida en el Diario de las Palmas:

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cincuenta por ciento de los pacientes que toman medicación para una dolencia crónica, entre ellos los que tienen como terapia los fármacos anticoagulantes, abandona su correcta administración por diferentes causas.

En el caso de los enfermos mayores de 65 años, por olvido, por estar polimedicado (“es muy difícil controlar cuando se toman cada día 16 pastillas, por ejemplo”) o por no haber asumido la importancia del tratamiento.
“Y este es un asunto muy serio”, porque los anticoagulantes orales se emplean para mantener a raya enfermedades que pueden tener repercusiones graves en la salud del paciente.
La no adhesión al trata-miento es más flagrante si la posología del fármaco de que se trate indica que haya que ingerirlo varias veces al día.
En la cierta revolución que supondrá en el tratamiento y prevención de la enfermedad cardiovascular el relevo del Sintrom, en los casos que así esté indicado para el paciente, no parece haberse tenido muy en cuenta esa cuestión de la no adhesión a los tratamientos que afecta a la mitad de la población mundial.

Se dice que “los nuevos anticoagulantes orales son muy importantes porque son muy estables y van a evitar que el paciente tenga que estar controlado constantemente”. Y curiosamente esta gran virtud es la principal desventaja apuntada por muchos médicos y especialmente hematólogos, que avecinan un panorama de pacientes anticoagulados sin que se pueda medir periódicamente cuál es su riesgo de trombosis o de hemorragia si no se les controla su pauta (o si no se autocontrolan).

Originally posted 2011-07-27 18:16:25. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario