Pedro Antonio Pérez, un paciente muy especial por su capacidad de autosuperación

 

Pedro Antonio Pérez García.

Pedro Antonio Pérez García, de 67 años, es un paciente muy especial para Monitor Medical. Es portador de un dispositivo mecánico que suple la función del ventrículo izquierdo (como una bomba permanente que ayuda a su corazón) y está en autocontrol del Sintrom® con nosotros desde el pasado mes de agosto, pocos meses después de intervención. Es un ejemplo de autosuperación y de paciente activo, pese a las que podrían ser grandes limitaciones. Por eso tiene este espacio tan destacado.

El dispositivo mecánico que le hace de ventrículo está conectado con un cable a una batería y a un pequeño ordenador que recoge todos los datos, regula y  manda todos los impulsos.
Lo transporta todo en una especie de mochila. Y éste es el único rasgo que lo hace un poco característico y peculiar. Pero sólo cuando se sabe. Porque no se desprende de su mochila. Y porque cuando habla es como si se abrazara a ella. Un gesto muy simbólico, teniendo en cuenta que este entramado de tecnología ha sido lo que le permite seguir con vida.

A pesar de lo sofisticado que es todo (el ventrículo mecánico, el cable en su cuerpo…) dice que no padece dolor (aunque el umbral del dolor, ya se sabe, es muy subjetivo). Y él tiene, desde luego, empuje, mucha capacidad de tirar adelante. Por esto se le ve tan autónomo, tan poco dependiente. “He tirado a no dar guerra”, dice. Impresiona.

“Soy un recuperado” deja claro con una sonrisa nada más bajar del autobús que le ha llevado a la cafetería del Hospital 12 de octubre, donde le practicaron la intervención y centro al que acude periódicamente para revisiones. Es el punto de encuentro para esta entrevista, a la que también acude su asesora sanitaria de Monitor Medical, Carmen Beloso; enfermera con la que mantiene ya una muy buena relación. Pedro Antonio Pérez fue además el primer paciente de Monitor Medical de Carmen Beloso. Y ella es la persona que lo tutela (lo hace con mucha estima y entrega) y quien le hizo el curso de formación para que pueda autocontrolarse y autodosificarse el Sintrom®, con unas tablas hechas adhoc por nuestro equipo de hematólogos. Y fue un alumno aventajado, deja claro Carmen Beloso.

“Autocontrol lo he hecho siempre”, cuenta Pedro Antonio Pérez para referirse a una vida muy autónoma en autocuidao. Y uno, después de escucharle un rato, capta muy bien la esencia de esta frase. No tiene ni quiere dependencias. Después de un infarto de miocardio que le dejó maltrecho el corazón en 1996 vino una etapa de cuidado activo a su mujer enferma, que se prolongó durante 10 años. Se abandonó, por decirlo en sus propias palabras, y llegó a padecer una insuficiencia cardíaca, a la que vino a sumarse un problema renal muy severo. Tanto, que un  día llegó casi arrastrándose al hospital. El médico le dio meses de vida. Aunque posteriormente supo que lo que le quedaban seguramente eran días.

Carmen Beloso, asesora sanitaria de Monitor Medical, junto al paciente, en una sesión de coagulómetro en un ambiente distendido y de muy buena relación.

Necesitaba de forma urgente un trasplante. “Pero usted no tiene, doctor, en la nevera corazones; y si llega uno será para un Paco o un Manolo de 40 años”. Lo cuenta tal y como se lo dijo.

Existe otra alternativa, le explicó el médico: “Un corazón artificial”. Y él le contestó que “de esto puede ser que sí tenga en una estantería del almacén”. El doctor advirtió de que no se había hecho todavía en España. Y él replicó “que entonces ya iba siendo hora”.

Pedro Antonio Pérez cuenta que lleva una vida normal; que se levanta con ganas de cocinar y pasea por el mercadillo de Pinto, el pueblo madrileño donde habita. Vive solo, pero ayudado por una señora que le hace la plancha y la limpieza de su casa, además de por sus dos hijas. Y él es quien organiza todo su cuidado diario. Sus ratos de disfrute los reparte entre sus amigos y familia, llevándose la mejor parte sus hijas y sus nietas, dice.

Ahora, no ve el día que por fin le dejen volver a conducir. Para disfrutar de movimiento y poder ir allí donde tiene gente y recuerdos de una vida muy activa profesional y personalmente.

“Yo desde el primer momento que se me planteó esta posibilidad de intervención fui de triunfador, claro que jugaba con la ventaja de estar en manos de la máxima garantía. Pero sin perder el sentido crítico”. Por eso, por si acaso, se fue a Portugal a despedirse pocos días antes de su intervención de los amigos. Tiró a ganar. Y ganó.

Gracias, Pedro Antonio. Fue un placer charlar contigo.
Equipo de Monitor Medical.

(Ver vídeo) Pedro Antonio Pérez y Carmen Beloso departiendo durante la entrevista.

Originally posted 2011-09-27 22:02:01. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en El papel de enfermería en pacientes anticoagulados | Deja un comentario

Entrevista EL PAIS

El Pais ha publicado recientemente una entrevista al Dr. Juan Carlos Souto,  Director Científico de Monitor Medical y Josep Gatell, Director General.
En ella hablan sobre la importancia del uso del autoncontrol y la evidente disminución de las posibles complicaciones.

el pais

Originally posted 2014-05-22 11:59:59. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral, Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Una aproximación al Síndrome de Marfan

El Síndrome de Marfan se engloba dentro de lo que conocemos como enfermedad minoritaria o rara. Lo es también porque es difícil diagnosticarla. Lo peor es que te la diagnostiquen cuando ha pasado lo peor: una ruptura de la aorta, por progresiva dilatación, que requiere de una intervención de urgencia con escaso margen de posibilidades. Muchos afectados por el Síndrome de Marfan con consecuencias cardiovasculares tienen que tomar Sintrom. Por eso nos hemos acercado a conocer de cerca esta enfermedad. Y lo hemos hecho de la mano del presidente de SIMACat (Associació d’Afectats per la Síndrome de Marfan a Catalunya), Jaume Roselló. Esta asociación nació en el año 2009, el mismo año que la Unidad Multidisciplinar para el Síndrome de Marfan del Hospital Universitario de la Vall d’Hebron de Barcelona, bajo la coordinación del cardiólogo Artur Evangelista.

El Síndrome de Marfan es una enfermedad genética del tejido conjuntivo, que supone la pérdida de consistencia y mayor laxitud de los tejidos. Sus manifestaciones son diversas y afecta a diversos órganos o sistemas y de diferente forma incluso entre los miembros de una misma familia. El aspecto más dramático y que tiene peor pronóstico de esta enfermedad es, como decíamos, la progresiva dilatación de la aorta, que puede condicionar su ruptura en jóvenes y en la edad media de la vida. El Síndrome de Marfan afecta al sistema cardiovascular, pero también al aparato locomotor, ojos, pulmones y piel. Los síntomas, leves o graves, pueden darse desde el nacimiento o aparecer en la edad adulta.

El Síndrome de Marfan se produce concretamente por la mutación del gen que codifica la fibrilina-1. Esta proteína forma parte del tejido conjuntivo, que se encuentra repartido por todo el organismo.
La mutación o mutaciones del gen se heredan en un 75 por ciento de los casos (manifestándose de forma dominante), y el 25 por ciento restante aparece espontáneamente durante el desarrollo del embrión, y por tanto, no hay historia familiar. Los enfermos de Marfan tienen la proteína fibrilina defectuosa o en cantidades insuficientes, lo cual implica disfunciones en los tejidos conectivos,
dado que no pueden soportar la fuerza y tensiones habituales. Un diagnóstico precoz comporta una reducción importante en la morbidez y mortalidad, evitando repetidas intervenciones en la aorta y aumentando la calidad de vida de los enfermos de Marfan.

Por eso SIMACat  tiene entre sus objetivos divulgar y dar a conocer el Síndrome de Marfan,  tanto a nivel de administraciones públicas como a la población en general. Porque conseguir un diagnóstico permite salvar las vidas de los que desconocen su enfermedad. Se estima que la enfermedad aparece en uno de cada 5.000 habitantes. Y la mutación espontánea se produce en uno de cada 20.000 nacimientos.

La mejora de la calidad de vida de los afectados y sus familias es otro de los objetivos con los que trabaja esta asociación. Y nos gusta su lema “Nuestro camino será más llevadero si lo recorremos juntos”. Desde aquí queremos felicitar la labor que está haciendo SIMACat, y especialmente, a su presidente. Una persona afectada, que vive en primera persona la enfermedad, pero que cuenta con el coraje suficiente para llevar a cabo una vida dentro de la normalidad laboral, y además, realizar un trabajo con rigor y calidad dentro de la asociación. Basta entrar en su página web y blog para darse cuenta del magnífico trabajo de divulgación que están haciendo y de la calidad de cada una de sus acciones. Muy recomendables: www.sindromemarfan.cat y www.simacatalunya.blogspot.com

Los afectados por el Síndrome de Marfan que precisan tratamiento anticoagulante oral (por implantación de válvula mecánica, especialmente), estan sometidos a la preocupación del INR, de si hay variación de dieta, a los controles periódicos, etc., representa, claro está, un problema añadido a su enfermedad.

Para terminar, otra frase de la asociación en la que creemos: “El anhelo de curarnos constituye la mitad de nuestra salud” (Séneca). Se trata sin duda alguna de responsabilizarse con información y aceptar esta enfermedad; y aprender a vivir con ella de la mejor manera posible.

Originally posted 2012-06-12 10:10:36. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , | 11 comentarios

“Doctor, ¿puedo comer acelgas?”… Un artículo sobre el falso mito de prohibir la vitamina K

Existe la errónea creencia de que el paciente no debe ingerir alimentos que contengan vitamina K o hacerlo de forma moderada.

No existen guías claras de nutrición para pacientes anticoagulados, solamente pautas y/o recomendaciones generales. Es un error prohibir la ingesta de alimentos que contengan vitamina K, puesto que este nutriente es importante para el correcto funcionamiento del organismo.

La vitamina K se encuentra en menor o mayor medida en muchos de los alimentos que consumimos a diario.

La cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina K en un adulto es:

-Hombres y mujeres de 14-18 años: 75 mcg/día

-Hombres y mujeres de de 19 años en adelante: 90 mcg/día

Lo más importante y nuestro principal objetivo debe ser que el paciente anticoagulado mantenga un aporte diario con variación poco bruscas de vitamina K para que la dosificación del anticoagulante sea efectiva y mantenga el INR en el rango adecuado.

Es muy importante que el paciente comunique en la consulta de enfermería si va a relizar un cambio importante en sus hábitos alimenticios (dieta hipocalórica, astringente, etc) para poder adecuar estos cambios a su tratamiento con anticoagulantes orales.

Cuando el paciente hace autocontrol del su tratamiento en casa desde luego estas variaciones de dieta tienen menos importancia o son fuente de menor preocupación entre los pacientes, porque cualquier variación de INR será identificada y corregida antes de que la variación ponga en riesgo su salud.

 

Originally posted 2013-04-13 08:40:36. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Sustituirán los nuevos anticoagulantes al Sintrom®?

En los últimos 50 años el tratamiento anticoagulante con Sintrom® ha evitado millones de complicaciones embólicas y ha salvado muchas vidas. En nuestro país, casi un millón de pacientes toma Sintrom® de forma crónica de por vida por estar afectos de arritmia cardíaca (tipo fibrilación auricular) o por ser portadores de válvulas cardíacas artificiales.

El mantenimiento de un nivel adecuado de anticoagulación (el famoso INR) no es fácil y requiere controles periódicos para ajustar las dosis y evitar al máximo las complicaciones.
El control habitual se ha realizado en los grandes hospitales o en los centros de salud de asistencia primaria, y representa una media de un control mensual. La calidad de ese control sólo es aceptablemente buena, porque conseguimos mantener el nivel adecuado de anticoagulación un 50-65 % del tiempo.

Hoy tenemos la evidencia de que el mejor control posible es el que consigue el Autocontrol, es decir, cuando el propio paciente, en su domicilio, es capaz de realizar sus controles semanales y autoajustar su dosis. El autocontrol disminuye muy significativamente las complicaciones y la mortalidad, y mejora la calidad de vida del anticoagulado. Pero hasta la aparición de Monitor Medical no ha podido ser una realidad en nuestro país por su alto coste y la falta de logística en el tutelaje de los pacientes.

En este escenario, han aparecido en los últimos años nuevos fármacos anticoagulantes orales como el dabigatrán (se están estudiando también otros productos, como el rivaroxabán o el apixabán), cuyas potenciales ventajas son la ausencia de controles y la menor interacción con otros fármacos.

Cuando hace pocos meses se conocieron los resultados del estudio RE-LY con pacientes con arritmia cardíaca, se presentó el dabigatrán como el sucesor definitivo del Sintrom®. Los cardiólogos respondieron con entusiasmo, y entre los pacientes anticoagulados se difundió la noticia de que un nuevo fármaco, una panacea, arrinconaría al viejo Sintrom® en el baúl de los recuerdos. Los hematólogos, no obstante, fueron más cautos y menos optimistas.

En todo caso y, de manera sorprendentemente rápida, la FDA (Agencia Americana de medicamentos) aprobó el nuevo fármaco para el uso en pacientes con fibrilación auricular, y en pocos meses estará en las farmacias.

Como todo en Medicina, debemos analizar los hechos, ser cautelosos y seguir el sentido común. Existen algunos argumentos que demos considerar:

- El dabigatrán no precisa controles periódicos como el Sintrom®. Pero aquí deberíamos sopesar si esta “falta” de control es mejor que el “buen” control, máxime cuando hablamos de fármacos cuyas complicaciones potenciales pueden ser muy graves.

- El dabigatrán debe tomarse dos veces al día y de forma crónica. Para este tipo de tratamientos (como ocurre con los fármacos para la hipertensión o para el colesterol), sabemos que el grado de cumplimiento del paciente no suele superar el 70 %. Esto genera un problema. Dado que el fármaco tiene una vida media de 12 horas, el olvido o la negación del tratamiento deja al paciente sin anticoagular y, por tanto, en peligro real.

- Por cierto que el dabigatrán no tiene antídoto en caso de hemorragia grave.

- La ausencia de control tampoco nos permite saber qué nivel exacto de anticoagulación tiene el paciente, y debemos asumir que éste es el adecuado. Sólo se verá al paciente cuando éste acuda a urgencias por una complicación. Y dicha complicación, además, será difícil de tratar porque no tenemos antídoto para el Dabigatrán.

- Hasta el momento, el dabigatrán sólo está aceptado para pacientes con fibrilación auricular, no para pacientes portadores de prótesis valvulares cardíacas. Sólo tenemos un estudio de importancia, el RE-LY, con pacientes que cumplían una serie de requisitos, pero nunca se ha probado el fármaco en el mundo real. Aquí, pues, otra vez, cautela. El antecesor del dabigatrán, otra gran “promesa” llamado ximegalatrán, tuvo que ser retirado del mercado por causar problemas hepáticos que no se detectaron en los estudios previos.

- Ese único estudio, el RE-LY, es un estudio de no inferioridad que comparó el dabigatrán con la warfarina  (el “hermano” americano del Sintrom®) controlada de forma convencional. El dabigatrán, por cierto,  nunca se ha comparado con el autocontrol del tratamiento anticoagualnte oral, del cual ya sabemos cuáles son sus grandes ventajas: más tiempo en rango terapéutico, disminución de complicaciones asociadas al tratamiento, beneficios psicológicos del paciente que está en autocuidado, etc.

- Por último, pero no menos importante: el dabigatrán es un fármaco muy caro. Para cada paciente representa un coste anual de aproximadamente 3.000 dólares (unos  2.115 euros). Quizás su precio bajará con el tiempo, pero parece poco asequible para los bolsillos de la mayoría de pacientes. Y en el contexto actual de crisis económica y recortes sanitarios, parece poco probable que la sanidad pública pueda costear dicha aventura.

En definitiva, todos estos nuevos fármacos anticoagulantes orales suponen un avance para los pacientes, pero hemos de saber correr sin tropezar. Su papel no es sustituir al Sintrom®, sino poder ser una alternativa para ciertos grupos de pacientes. El tiempo y la experiencia, serán los que determinaran qué papel tendrá cada tipo de medicación.

Parafraseando a alguien muy sabio: “Lo mejor es enemigo de lo bueno”. Y claramente peor a aquello que se ha demostrado superior este caso, el autocontrol del tratamiento anticoagulante oral.

Por último, adjuntamos el informe defintivo del grupo Génesis de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria sobre el uso de Dabigatrán para fibrilación auricular. Que tiene unas conclusiones muy interesantes: “No cambiar el fármaco anticoagulante a los pacientes que actualmente están bien controlados con acenocumarol o warfarina y que presentan un INR en niveles adecuados por encima del 65 % del tiempo de tratamiento”.

INFORME DEFINITIVO DE EVALUACIÓN SOBRE EL USO DE DABIGATRÁN DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FARMACIA HOSPITALARIA

(Texto: Xavier Ruyra y Juan Carlos Souto, asesor valvular cardíaco y director científico de Monitor Medical, respectivamente)

Más información en el post: Cuadro comparativo de los distintos anticoagulantes y modelos de control

Y en la página web de Monitor medical:
Otros fármacos modernos

El autocontrol del Sintrom ha resultado ser hasta ahora el método más seguro.

Originally posted 2011-07-20 12:59:04. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , | 25 comentarios

La Promoción Paciente-Paciente le obsequia con 3 cuotas de autocontrol gratuitas

3 meses autocontrol sintrom gratuito

3 meses autocontrol sintrom gratuito

Son muchos los que nos han expresado su satisfacción a lo largo de estos años por tener la oportunidad de poder disponer del servicio de autocontrol tutelado del Sintrom® que tienen contratado con Monitor Medical.

En España hay multitud de pacientes que toman Sintrom®, y que se controlan por otros medios que no ofrecen las ventajas clínicas del autocontrol ni la comodidad que supone. Y puesto que Ustedes son nuestras mejores referencias, queremos recompensar de algún modo a todos aquellos pacientes que nos recomienden y traigan al servicio a nuevos pacientes. Así que si Usted está satisfecho con nuestro servicio, puede verse beneficiado con tres meses de cuota mensual  gratuita por cada paciente que venga de su parte.

Para ello el nuevo paciente tan solo tiene que facilitarnos su nombre como referencia en el momento que se ponga en contacto con nosotros, y si el paciente se acoge al autocontrol tutelado de Monitor Medical, le obsequiaremos con tres meses de cuota gratuita.

Esta campaña no está limitada a un sólo paciente, es acumulativa. Si Usted nos recomienda a varios pacientes, se beneficiará con tres meses de cuota gratuita por cada paciente que se dé de alta y venga de su parte.

Les damos la gracias por su fidelidad y les deseamos un feliz año lleno de salud y calidad de vida.

Para mas información pueden contactar con nuestro Servicio de Atención al Cliente
902 907 693

El equipo de Monitor Medical.

Originally posted 2014-01-09 16:36:54. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Noticias, Respuestas a pacientes anticoagulados, Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Monitor Medical apuesta por el papel de enfermería en el autocontrol de los anticoagulantes orales

Monitor Medical tiene la vocación como centro sanitario especializado de que el autocontrol del tratamento anticoagulante oral desde el propio domicilio se convierta en una realidad para muchos pacientes anticoagulados. El objetivo del servicio que ofrecemos es que cualquier paciente anticoagulado disponga de los medios materiales (coagulómetro, tiras reactivas), la formación adecuada y la supervisión necesaria para que su autocontrol sea eficaz y seguro, y que pueda mejorar su calidad de vida al reducirse el riesgo de complicaciones graves y al no tener que desplazarse ya cada mes a su centro de salud u hospital.

Cada paciente de Monitor Medical tiene asignado un/a enfermero/a, quien le forma y tutela para que pueda llevar desde casa su autocontrol y autodosificación del tratamiento anticoagulante.

Los profesionales de enfermería de Monitor Medical, la Asesores Sanitarios que actúan en distintos puntos de la geografía española, son su principal activo y piedra angular del proyecto. Todos ellos son expertos en coagulación y autocontrol del TAO y tienen el entusiasmo y la convicción que requiere el gran objetivo de mejorar la vida del paciente anticoagulado.

Entre sus responsabilidades se incluyen:
- Formación de los pacientes anticoagulados en autocontrol para que puedan relizar sus análisis de INR en casa y autodosificación según las guías estandars.
- Asesores sanitarios de proximidad como respuesta a cualquier duda o eventualidad del paciente anticoagulado en autocontrol
- Enlace con hematólogo referencia.
- Control de los resultados de INR y dosis que el paciente introduce semanalmente vía Internet en su base de datos.

En Monitor Medical queremos que el autocontrol llegue a todos los pacientes anticoagulados y acompañarles en ese camino con humanidad, profesionalidad, y calidad del servicio. Esta es la gran responsabilidad que ha asumido nuestro equipo de enfermería y por el que hemos apostado desde Monitor Medical.

Artículo Actuaciones en enfermería y tratamiento anticoagulante oral

Originally posted 2013-02-05 12:38:20. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en El papel de enfermería en pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El SAFL, síndrome antifosfolípidos, y cómo afecta a la coagulación de la sangre

El síndrome antifosfolípidos o síndrome de anticuerpos (SAFL), también llamado a veces síndrome de Hugues, es una alteración del propio sistema inmune que determina una hipercoagulabilidad (la sangre coagula demasiado) causada por anticuerpos dirigidos contra los fosfolípidos de las membranas celulares. Esto provoca una susceptibilidad aumentada a la formación de coágulos intravasculares (trombosis) tanto en arterias como en venas y complicaciones relacionadas con el embarazo, tales como abortos espontáneos, muerte fetal, partos pretérmino o preeclampsia severa.

El término síndrome antifosfolípido primario se utiliza cuando el SAFL ocurre en ausencia de otras enfermedades autoinmunes, mientras que el término síndrome antifosfolípido secundario se utiliza cuando ocurre en el contexto de otras enfermedades autoinmunes, tales como el lupus eritematoso sistemático (LES).

Muy frecuentemente requiere de tratamiento con anticoagulantes tales como la heparina o inhibidores de la vitamina K como el Sintrom. Naturalmente, en esos pacientes el control del tratamiento anticoagulante también resulta crucial.

Originally posted 2012-06-15 11:28:40. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Monitor Medical, cuña en Catalunya Ràdio

MONITOR MEDICAL_AUTOCONTROL TUTELADO ANTICOAGULANTES

Originally posted 2013-02-04 12:55:18. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Deja un comentario

Artículo sobre el papel de enfermería en el autocontrol del TAO según el modelo Monitor Medical

Artículo sobre el papel de Enfermería en el autocontrol del TAO publicado en la Revista del Colegio Profesional de Enfermería de Salamanca, número de marzo de 2012.

Artículo sobre el Papel de Enfermería en el autocontrol del TAO

Originally posted 2012-03-01 12:56:49. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en El papel de enfermería en pacientes anticoagulados, Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Tratamiento anticoagulante oral y autocontrol

El autocuidado como alternativa en salud es cada vez más posible debido a los avances tecnológicos y a pacientes cada vez mejor informados y más capaces de coger las riendas de su enfermedad o tratamiento médico. El ejemplo claro lo tenemos en los pacientes diabéticos. Hay otro colectivo de pacientes, los anticoagulados, para cuales la monitorización es clave en su tratamiento y que en España todavía no gozan del privilegio del autocontrol de forma universal. Y no por falta de tecnología, precisamente, si no por falta de cambio de mentalidad en el modelo de gestión, que todavía no goza de los mecanismos para extender el autocontrol en casa como forma de mejorar en salud y calidad de vida para este colectivo de pacientes.

En España hay casi un millón de pacientes que toman anticoagulantes orales; normalmente, el fármaco acenocumarol (Sintrom®) o warfarina. Cerca de un millón de personas anticoaguladas que tienen que acudir a sus centros de salud por lo general una vez al mes para realizarse controles de anticoagulación. Y es un número que va en claro aumento debido al envejecimiento de la población.

Recientemente, ha aparecido un nuevo grupo de fármacos anticoagulantes con un funcionamiento distinto a los citados y que no requieren controles. El más conocido es Pradaxa® (dabigatrán). No han demostrado una clara superioridad en reducción de complicaciones y costes cuando se han comparado con los anticoagulantes clásicos como el Sintrom con control convencional. Y, desde luego, no es superior frente a las ventajas que presenta el modelo del autocontrol. (Ver estudio citado en el punto 7 de la bibliografía del final de este artículo).

¿Qué es el tratamiento anticoagulante?
Nuestra condición humana es tal que inclusive para una persona considerada sana existe la posibilidad de que padezca una tromboembolia (taponamiento de un vaso sanguíneo a consecuencia de un trombo de sangre). Hay determinados colectivos de personas expuestos a este riesgo de forma superior: pacientes que padecen determinados tipos de arritmia o fibrilación auricular, portadores de prótesis cardíacas valvulares o pacientes que han padecido algún episodio de trombosis venosa profunda.
A fin de reducir estos riesgos, la medicina cuenta con todo un arsenal terapéutico. El más común es el tratamiento anticoagulante oral o TAO. El TAO para la prevención de la enfermedad tromboembólica en cualquiera de sus manifestaciones se inició en 1941, tras el descubrimiento de los fármacos cumarínicos (antivitamina K), siendo el Sintrom® el más utilizado en España. Desde el primer momento, se constató la necesidad de individualizar y monitorizar el proceso terapéutico, debido a la gran variabilidad en la respuesta de los pacientes y las múltiples circunstancias que influyen en el efecto de este medicamento. Los controles analíticos periódicos de la intensidad del efecto anticoagulante constituyen la parte fundamental de la monitorización.

La realidad de los controles del Sintrom® en España
Desde hace una década, el crecimiento anual de la población anticoagulada se estima en un 10% anual: 80.000 nuevos pacientes cada año. Esto se traduce en que más de 800.000 personas (no se disponen de estadísticas oficiales, pero se estima que ésta es la cifra del número de pacientes en TAO crónico o de por vida en nuestro país) requieren controles periódicos, que normalmente se llevan a cabo en hospitales o centros de salud. Porque para que los anticoagulantes sean efectivos y cumplan con la función que tienen determinada, esto es, evitar un coágulo, un trombo, una embolia, cada paciente tiene que tener una INR (Razón internacional normalizada del tiempo de protrombina) o índice de anticoagulación en unos determinados límites.

Una persona que no toma anticoagulantes tiene una INR aproximadamente de 1. Una persona que necesita disminuir su capacidad de coagulación de la sangre, porque por el motivo que sea, corre el riesgo de crear un trombo, estará anticoagulada al intervalo que le prescriba su médico en función de la patología: tromboembolismo venoso, fibrilación auricular, prótesis cardiaca valvular mecánica, etc. Una INR de 2 gracias a la acción de los anticoagulantes significa que la sangre del paciente tarda el doble en coagular que la sangre de una persona que no toma anticoagulantes. De esta forma es como disminuye el riesgo de sufrir un episodio tromboembólico.

Ver vídeo

La frecuencia de los controles está claramente relacionada con la permanencia dentro del intervalo terapéutico, y esta a su vez, con la disminución del riesgo de complicaciones graves. El intervalo terapéutico es aquel que incluye los valores de la INR a la vez eficaces y seguros.  Habitualmente se encuentra  entre los valores de 2-3 o de 2,5-3,5. Los anticoagulantes son un arma de doble filo si no se consigue que el paciente esté en los intervalos terapéuticos que tiene marcados. Y si estos anticoagulantes trabajan más de la cuenta (por decirlo de alguna forma), existe el riesgo de hemorragia por un exceso de anticoagulación. Es para intentar ajustar estos intervalos terapéuticos que se monitoriza a los pacientes. Normalmente, como hemos indicado, desplazando al paciente a un hospital o centro de salud.

En España, como en la enorme mayoría de países, la frecuencia media de estos controles está establecida de forma mensual. Es decir, que un paciente que toma Sintrom® (o Aldocumar®, que es otro de los anticoagulantes antivitamina K típicos) tiene que acudir una vez al mes para que mediante un análisis sanguíneo le digan:
1) Que su INR está dentro de los márgenes que tiene prescritos como adecuados o terapéuticos, y que por tanto, debe continuar con la misma dosis de anticoagulantes que toma a diario.

2) Que su INR no está dentro de los márgenes que tiene prescritos y que hay que reajustar la dosis para conseguir que vuelva a estar en rango terapéutico. Esto significa que los anticoagulantes no están siendo suficientemente efectivos o suficientemente seguros. En otras palabras, que el paciente ha tenido mayor riesgo del deseado de sufrir una trombosis, cuando la INR ha estado por debajo del rango terapéutico. O que si su INR es más alta de lo deseable, entonces ha tenido aumentado innecesariamente el riesgo de sufrir una hemorragia durante todo este periodo.

Cabe insistir en que anticoagulantes orales tipo antivitamina K, como el Sintrom®, interactúan con un cambio de dieta, con otros medicamentos, incluso en función del estado del paciente. Por eso es importante realizar estos controles e informar bien al paciente de las precauciones a tener en cuenta. Y dado los riesgos que tiene estar fuera de rango, se podría afirmar que un mes es un periodo de tiempo demasiado largo entre control y control para asegurar la eficacia de los anticoagulantes.  Así, no es extraño que aparezcan estudios, como el reciente Proyecto Garfield,  que pongan de manifiesto que en el caso de los pacientes con fibrilación auricular, en la vida real, los pacientes tratados con Sintrom® están en un correcto rango de anticoagulación tan sólo en el 47% de los controles.

Cuanto más tiempo está el paciente en rango terapéutico, más eficaz es el tratamiento para evitar una tromboembolia o el riesgo de hemorragia que se asocia a los anticoagulantes. Por tanto, es de lógica afirmar e insistir en que cuanto más tiempo en rango terapéutico, menos complicaciones asociadas al tratamiento con anticoagulantes.
En las circunstancias actuales y con los modelos asistenciales mencionados, es prácticamente imposible aumentar la frecuencia de los controles e incidir por tanto de manera significativa en la mayor calidad del proceso. Esto sólo se puede conseguir impulsando el autocontrol del TAO mediante el uso de coagulómetros portátiles y la formación eficaz de los pacientes.

El autocontrol de los anticoagulantes mejora la salud y la calidad de vida del paciente
La tecnología pone al alcance de cualquier paciente un aparato portátil llamado coagulómetro, que con un simple pinchazo en el dedo da un resultado rápido y eficaz de su INR. Lo cual permite detectar cualquier desviación de forma precoz y corregir automáticamente la dosis para volver a los parámetros que tiene establecidos por su médico.

El autocontrol en casa con coagulómetros portátiles por parte de los pacientes permite análisis más frecuentes (una vez cada semana es lo normal; en lugar de cada mes) y la detección precoz de cualquier alteración en la INR. Esto permite, a su vez, reajustar la dosis de anticoagulante que permita volver rápidamente al rango terapéutico que el paciente tiene asignado. Está comprobado y lo avalan distintos estudios que cuando es el paciente quien toma con autocontrol las riendas de su tratamiento, las complicaciones graves se reducen a la mitad. Con autocontrol, el tiempo en rango terapéutico o TRT es mucho más alto que en controles convencionales, llegando a situarse en torno a un 70 %.

¿Son fáciles el autocontrol y la autodosificación?
La experiencia acumulada en países donde el autocontrol forma parte del sistema público de salud y en los grupos de pacientes a los que en España se ha dado acceso al autocontrol pone de manifiesto que ni la edad ni el nivel de estudios constituyen un impedimento para que el paciente pueda asimilar el funcionamiento (sencillo) del coagulómetro y seguir las tablas de autodosificación, en función del resultado que le den en casa los análisis.

Está claro que el autocontrol repercute directamente en la calidad de vida del paciente, que ya no necesita desplazarse para realizar los controles de su INR. Especialmente, para aquellos pacientes con problemas de movilidad. O para los familiares de pacientes de edad avanzada, que son quienes actúan como acompañantes en estos desplazamientos. O para pacientes en edad laboral o escolar, que tienen que ausentarse de sus respectivos puestos de trabajo o estudio.

El paciente en autocontrol mejora en salud y en bienestar. Ya por el simple hecho de coger las riendas de su tratamiento, que le confiere más autonomía y libertad. Y porque consigue estar más tiempo en rango terapéutico.

En países como Alemania, en los que el autocontrol de los anticoagulantes es una prestación de la sanidad pública, los casos de complicaciones graves son mucho menores y esto significa un ahorro neto a la sanidad pública de unos 150.000.000 € cada año.

Fuentes bibliográficas y estudios:

  1. Juan Carlos Souto: el autocontrol del Tratamiento Anticoagulante Oral http://www.monitormedical.es/files/files/20110919121523_327207.pdf
  2. J.C. Reverté: “Antivitamina K: objetivo en rango terapéutico 70 por ciento”. XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, octubre 2012.
  3. Dr. Viñolas, La Vanguardia, noviembre de 2012: Global Anticoagulant Registry in thefield “Garfield”.
  4. http://www.monitormedical.es/blog/wp-content/uploads/121126-LaVanguardia-Dr-Vi%C3%B1olas-Proyecto-Garfield.pdf
  5. P. Gallego et al: “El tiempo en rango terapéutico es un factor de riesgo independiente de mortalidad, sangrado y abandono del TAO en pacientes con fibrilación auricular”. XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia, octubre 2012.
  6. Estudio RE-LY. Connolly SJ, Ezekowitz MD, Yusuf S, et al. Dabigatran versus warfarin in patients with atrial fibrillation. N Engl J Medicine 2009; DOI:10.1056.NEJM0a0905561. http://www.nejm.org/search?q=RE+LY
  7. Alonso-Coello et al: “Home-monitoring of oral anticoagulation versus dabigatran”, an indirect comparison. Thrombosis and Hemostasis, 2012. http://xurl.es/7rtj0
  8. José R. González-Juanatey et al: “Cost-effectiveness of Dabigatran for Stroke Prevention in Non-valvular Atrial Fibrillationi in Spain”. Revista Española de Cardiología. 2012; 65 (10): 901-910.

Originally posted 2013-01-10 11:00:19. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Jornadas de formación del equipo de Asesores Sanitarios de Monitor Medical

El equipo de Asesores Sanitarios de Monitor Medical realiza unas jornadas de formación en las instalaciones de Barcelona de Monitor Medical el fin de semana de los días 17, 18 y 19 de junio.

El objetivo principal del encuentro es hacerles parícipes de la filosofía de Monitor Medical, de los valores de la empresa y de su vocación de servicio con la que nace este grupo. Esto es, ofrecer a los pacientes en Tratamiento anticoagulante oral la posibilidad de autoncotrol desde casa, con las mayores garantías de seguridad y con el tutelaje de asesores sanitarios, enfermos especializados y con trayectoria profesional en este tipo de tratamiento y su control.

El equipo médico de Monitor Medical, encabezado por su director científico, Juan Carlos Souto, junto a la enfermera especializada en hematología, Montse Rambla, responsable del apoyo técnico-clínico de Monitor medical, ofrecerán todos sus conocimientos y su amplia experiencia en control y autocontrol del TAO. De esta forma, los asesores sanitarios de Monitor Medical recibirán formación clínica y técnica especializada para poder llevar a cabo después con las máximas garantías de profesionalidad el curso a los pacientes que se acojan al servicio de autocontrol del Sintrom de Monitor Medical.

Esta formación de los asesores sanitarios es muy importante para Monitor Medical. Puesto que tal y como está concebido el servicio de autocontrol que ofrece, son los propios pacientes los que, bajo la supervisión y el asesoramiento de sus respectivos asesores sanitarios, tendrán que interpetar desde su domicilio los datos que semanalmente les proporcione su coagulómetro (sus INR ) y las dosis precisas de medicamento que requieren para evitar al máximo los riesgos y las complicaciones asociadas al tratamiento de anticoagulantes orales, como el Sintrom®.

Los pacientes que se acogen al servicio de autocontrol del Sintrom con Monitor Medical tienen acceso directo telefónico con sus respectivos asesores sanitarios para aclarar cualquier duda o problema que les pueda surgir. En caso de urgencia grave, Monitor Medical siempre recomienda ir directamente al centro sanitario u hospital de referencia. Y para ello deja a disposición del médico los datos con el resultado de los análisis para calcular INR y las dosis del paciente, quien se encarga de introducir semanalmente la información en su base de datos para un mejor seguimiento y control.

Jornadas de formación del equipo de Asesores Sanitarios de Monitor Medical.

Mesa de las Jornadas de Formación del equipo de Asesores Sanitarios, con la intervención del director general de Monitor Medical, Luis Javier Sánchez, durante la ponencia del Coordinador de la Zona Centro y Andalucía, José Raga.

 

Originally posted 2011-05-27 11:09:17. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en El papel de enfermería en pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“El autocontrol del Sintrom es libertad y tranquilidad”

Nina, una paciente de nuestro centro sanitario con mucha iniciativa para el autocontrol.

“Libertad, tranquilidad, conocer mejor cómo afectan los cambios de alimentación a mi INR”. Así resume esta paciente experta en autocontrol con Monitor Medical su experiencia. Y se alegra de que la asesora santaria que tiene asignada en Monitor Medical le explicara detalladamente, no sólo el funcionamiento del coagulómetro y las tablas de autodosificación para el autocontrol, sino todo lo que conlleva tomar Sintrom.
Gracias, Nina, por la confianza, simpatía y buena predisposición.

Y aquí os dejamos un regalo de Nina, que ha puesto
su gesticulación y su expresividad a una canción para personas sordas, como
estudiante de Lengua de Signos Catalana, LSC.
http://www.educatube.es/sense-tu-en-lengua-de-signos-lsc/

Originally posted 2012-07-20 09:02:45. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Historias de pacientes anticoagulados | 8 comentarios

Recomendaciones para la administración intramuscular de fármacos cuando se toma Sintrom

Inyecciones intramusculares y anticoagulación

Inyecciones intramusculares y anticoagulantes orales

Cuando se toman anticoagulantes orales tipo Sintrom®, la administración de un medicamento por vía intramuscular únicamente puede ser utilizada si no hay preparaciones del mismo por vía oral o si éste se precisa de forma muy espaciada, mensual o trimestralmente.

El paciente anticoagulado tiene un riesgo muy alto de hematoma grave en la región glútea si recibe una inyección intramuscular profunda. Por lo tanto,  esta localización está completamente contraindicada.

Cuando sea imprescindible administrar un fármaco por vía intramuscular, se recomienda seguir las siguientes precauciones:

1- Volumen a inyectar inferior a 3 mililitros.

2- Inyección en la zona media del músculo deltoides (zona externa del cuádriceps en casos de deltoides atróficos).

3- INR inferior a 3.0 dentro de los 3 días antes de la inyección intramuscular.

4- Después de la inyección, realizar compresión de la zona durante 10-15 minutos. La compresión puede hacerse con un manguito de esfigmomanómetro, manteniendo la presión en la media entre la presión arterial sistólica y diastólica. En su defecto, también puede ser manual.

El autocontrol también en estos casos tiene una clara ventaja, y es que permite saber al paciente sin necesidad de acudir a su centro sanitario en qué índice de anticoagulación o INR está y si es demasiado arriesgada una inyección intramuscular. En el caso, como hemos explicado antes, de que sea superior a 3,0.

Originally posted 2014-02-25 11:30:26. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Entrevista al Dr. Juan Carlos Souto en la revista Salud 2.0

Autocontrol tutelado del Sintrom con Monitor Medical

Autocontrol tutelado del Sintrom con Monitor Medical

La Revista de la Salud 2.0 publica, en su edición de otoño, una entrevista al Dr. Juan Carlos Souto, Médico Especialista en Hematología en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, y Director Científico de Monitor Medical.

En la entrevista se hace énfasis en la importancia de ajustar muy bien el tratamiento anticoagulante oral a cada paciente, y en algo fundamental como es la realización de buenos controles, pues un exceso de coagulación podría favorecer las hemorragias, y una disminución del efecto favorecer las embolias.  Por este Motivo, hay estudios que avalan esta evidencia, incrementando la frecuencia de los controles y mejorando la calidad de éstos, los pacientes en autocontrol obtienen un beneficio muy significativo; una disminución de más del  50% de posibilidades de tener complicaciones graves, y una indudable mejora en la calidad de vida, dejando de sentirse como enfermos crónicos.

Aquí podéis leer la entrevista completa:

P. Dr. Souto ¿hay muchos pacientes que toman Sintrom®?
R. Salud 2.0.  En España, casi un millón de pacientes toman esta medicación. Las causas más frecuentes son las arritmias cardíacas y las enfermedades de las válvulas del corazón. Muchas veces es un tratamiento crónico que dura muchos años y que requiere controles periódicos. El efecto del Sintrom® es disminuir el riesgo de poder sufrir una embolia o una trombosis.

P. ¿Qué precauciones debería tener un paciente que toma Sintrom®?
R. El Sintrom® es un anticoagulante, y su efecto puede verse influenciado por múltiples factores individuales,  tipo de alimentación, toma de otros fármacos, etc. Es muy importante tener un buen control porque un exceso de anticoagulación podría favorecer las hemorragias, y una disminución del efecto podría favorecer las embolias. Esto obliga a la realización de controles de análisis de sangre, con las molestias que esto pueda suponer.

P. ¿El Sintrom® es un tratamiento peligroso?
R. Cuando se realiza un buen control, no. Es fundamental ajustar muy bien el tratamiento a cada paciente y realizar los controles mencionados. La realización de controles frecuentes y la calidad de este control permiten disminuir al máximo la posibilidad de estas complicaciones.

P. ¿Cómo se controla el Sintrom® habitualmente?
R. Lo más habitual es que el paciente se controle una vez al mes en su hospital o centro de salud. Con este sistema los resultados son muy variables, pero existen todavía un porcentaje inaceptablemente alto de complicaciones graves. Deberíamos ser capaces de mejorar estos datos, porque los pacientes  suelen necesitar el Sintrom® de por vida.

P. ¿Cómo mejoramos esta situación?
R. Es fundamental mejorar  la frecuencia  y la calidad de los controles, y explicar a los pacientes qué es el Sintrom® y cómo deben cuidar su tratamiento anticoagulante. Hoy tenemos una evidencia incontestable de que los programas de autocontrol del Sintrom® en los cuales el paciente se autocontrola en su propio domicilio de forma parecida al que realizan los pacientes diabéticos con su azúcar, es la mejor forma posible de control.

P. ¿En qué consiste el Autocontrol?
R. El paciente utiliza un pequeño aparato llamado coagulómetro. Cada semana, de forma sencilla y eficaz, realiza en su propio domicilio los controles de su tratamiento con Sintrom®. Según el resultado de ese análisis va a ser capaz de autodosificarse. Los pacientes obtienen un beneficio muy significativo; disminuyen la posibilidad de complicaciones graves a más de un 50% y además ganan en calidad de vida, y dejan de sentirse como enfermos crónicos.

P. ¿Qué le aconsejaría a cualquier persona que tome Sintrom®?
R. Sin duda, que realice autocontrol. Según mi experiencia, de más de 10 años en este campo, la gran mayoría de personas son capaces de hacerlo con facilidad.  Todos nuestros pacientes reconocen la mejoría en su calidad de vida. Para los médicos es también una gran noticia porque tendremos pacientes mejor controlados y con menos complicaciones.

Originally posted 2013-09-25 11:31:43. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral, Noticias, Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Autocontrol del Sintrom® en pacientes operados del corazón

Dr. Xavier Ruyra, Asesor Cirugía Cardiaca de Monitor Medical

Dr. Xavier Ruyra, Asesor patología valvular de Monitor Medical.

Dr. Xavier Ruyra. Cirujano cardiaco. Asesor de patología valvular de Monitor Medical.

Cada día, en muchos hospitales de nuestro país se realizan intervenciones quirúrgicas que intentan solucionar diferentes enfermedades del corazón. En muchos casos, para resolver el problema hemos de  implantar válvulas artificiales o dispositivos que obligarán al paciente a seguir un tratamiento anticoagulante con Sintrom® de forma crónica.

Los cirujanos cardíacos conocemos bien la importancia que tiene  asegurar la calidad en el control de ese tratamiento anticoagulante. Si no lo hacemos adecuadamente, la posibilidad de que aparezcan complicaciones embólicas o hemorrágicas graves aumenta de forma muy significativa.

Hoy, existe una evidencia científica indiscutible de que el autocontrol del Sintrom® es la mejor forma posible de control para cualquier persona anticoagulada, pero sobre todo, para aquellos  pacientes portadores de válvula cardíaca.

En el modelo de autocontrol, son los propios pacientes, en su propio domicilio, los que realizan sus análisis de sangre y determinan la dosis más adecuada en función de esos resultados. El efecto beneficioso es impresionante; disminuyen las complicaciones, aumenta la supervivencia y mejora sustancialmente la calidad de vida ( no hay desplazamientos, no hay pérdida de jornada laboral, no hay gastos indirectos…).

Durante muchos años, hemos mirado con envidia sana hacia otros países Europeos como Alemania y Holanda donde cientos de miles de anticoagulados ya disfrutan de la posibilidad del autocontrol. Nuestros colegas cirujanos cardíacos de esos países han podido ofrecer a sus pacientes valvulares el mejor control posible. Nosotros, todavía no…En España, esta prestación nunca ha podido incorporarse al sistema público de salud por motivos económicos y logísticos.

Monitor Medical nace con la vocación de llenar ese gran vacío, haciendo posible que el autocontrol sea una realidad, segura y eficaz, para todos los pacientes anticoagulados de nuestro país. Es una gran noticia para médicos y pacientes.

Con Monitor Medical se hace realidad un sueño. Si hasta ayer nuestra preocupación como cirujanos del corazón era poder ofrecer la mejor operación posible para cada paciente,  ahora, además, tenemos una posibilidad real de que nuestros pacientes operados puedan acceder al mejor control de su tratamiento anticoagulante.

Xavier Ruyra Baliarda es Jefe de Servicio Cirugía Cardiovascular Hospital Germans Trias i Pujol. Badalona. Barcelona. Jefe de la Unidad de Cirugía cardíaca Vida al Cor. CM Teknon. Barcelona

Más información en “Anticoagulación oral en pacientes portadores de prótesis valvulares cardíacas” Ir al artículo

 

 

Originally posted 2011-06-08 10:59:13. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , | Deja un comentario

“Son muy fáciles el autocontrol y la autodosificación”

Berto, un paciente que nos cuenta su experiencia en autocontrol del Sintrom.

Me llamo Berto, tengo 36 años, vivo en Tarragona y en febrero de 2012 me realizaron la sustitución de la válvula aórtica con tubo valvulado mecánico con prótesis.
Desde la operación necesito tomar Sintrom. Para regular el INR, desde el principio me dieron la opción de realizar el autocontrol a través de Monitor Medical. Durante el primer mes tuve que ir semanalmente al hospital de Tarragona, para controlar el rango de INR en el que estaba y dosificar la cantidad de Sintrom a tomar. Tenía que ir en un horario concreto, perder en torno a una hora y dejar de hacer otras cosas.

A la segunda semana ya hablé con Monitor Medical para poder realizar el curso de formación y saber manejar el coagulómetro y poder autocontrolar el INR en mi casa, sin horarios, sin esperas y pudiendo desplazarme durante cualquier fecha del año sin tener que depender de si tengo o no tengo que ir a ningún centro de salud a mirar mis niveles de INR.

La realidad es que son muy fáciles el autocontrol y la autodosificación. O al menos así me lo pareció cuando Estefanía (la chica que me impartió el curso) me explicó el funcionamiento del aparato coagulómetro, de las tablas de dosificación y cómo tomar las muestras de sangre. Además, en cuanto tienes alguna duda, en seguida te la resuelven, o al menos éste es mi caso.
Me gustaría animar a la gente a que lo probaran simplemente por la libertad que tendrán, ya que no van a tener que depender de la medición del INR cada cierto tiempo (cada 30 días) al hospital. También porque te pautas las dosis de Sintrom semanalmente rebajando así las posibilidades de trombosis o hemorragias. ¡Y sobre todo porque ganas calidad de vida!

Originally posted 2012-08-20 10:29:16. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Nuestro modelo de autocontrol del Sintrom, en el programa de televisión Para todos la 2

El pasado 14 de mayo el programa Para todos la 2 se hizo eco de las ventajas del autocontrol del Sintrom a través de una tertulia con tres expertos en tratamiento anticoagulante oral que se inspiró en nuestro modelo de autocontrol y sirvió a los participantes para reivindicar el automanejo (análisis y autodosificación del Sintrom tras un curso de formación y siguiendo unas tablas) como la mejor forma de prevenir los riesgos asociados al medicamento.

Una paciente de nuestro centro sanitario, Monitor Medical, habló previamente de las ventajas que le supone llevar la gestión de su tratamiento anticoagulante oral en cuanto a calidad de vida, mostrando en un reportaje cómo realiza las mediciones de INR semanalmente en casa siguiendo el modelo y las tablas propuestas por Monitor Medical.

En la tertulia, posteriormente, los tres expertos en Sintrom, el director científico de Monitor Medical, el doctor hematólogo Juan Carlos Souto; el vicepresidente de FEASAN, Antonio Aínsa, y la cardióloga Pilar Portero, coincidieron en destacar que el autocontrol reduce de forma simbólica los riesgos de trombosis y hemorragia asociados al tratamiento. Todos los participantes destacaron asimismo la reducción de costes que supondría a largo plazo instaurar el modelo de autocontrol en nuestro sistema sanitario.

Vídeo del programa:

Originally posted 2013-02-04 13:02:59. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Carta a favor del autocontrol de los anticoagulantes orales tipo Sintrom, versus dabigatrán, en la Revista Española de Cardiología

El autocontrol de la terapia con cumarínicos es más eficiente que dabigatrán para prevenir ictus en fibrilación auricular no valvular en España

Carta publicada en la Revista Española de Cardiología, cuyo autor es el hematólogo Juan Carlos Souto, director científico de Monitor Medical.

La conclusión, una vez expuestos los argumentos:

“Con los datos expuestos, parece evidente que el autocontrol del TAO (Tratamiento Anticoagulante Oral) sobresale como la estrategia más eficiente para prevenir embolias en pacientes con fibrilación auricular: sus resultados clínicos son superiores al TAO convencional y no son inferiores al dabigatrán, y el coste es absolutamente competitivo respecto al dabigatrán (420 frente a 1.106 euros/año); y respecto al controlconvencional (420 frente a 378-462 euros/año), por lo que el modelo farmacoeconómico le resultará dominante (ahorro neto) cualquiera que sea el tipo de análisis utilizado”.

Ver la publicación en la Revista Española de Cardiología

Originally posted 2013-02-05 12:25:56. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral, Sala de prensa y aparición en medios | Deja un comentario

Monitor Medical, en Saber Vivir (TVE)

El equipo de enfermería de Monitor Medical estuvo el pasado viernes día 11 de noviembre en el programa de TVE Saber Vivir.

Montserrat Rambla, Asesora técnico-clínico de Monitor Medical, y una de las personas que más sabe en nuestro país de autocontrol del Sintrom y funcionamiento de coagulómetros, por su larga experiencia junto a pacientes anticoagulados en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, protagonizó la intervención.

La acompañaba María Lagares, paciente de nuestro centro sanitario desde hace unos meses, que se desenvuelve a la perfección con su autocontrol de su tratamiento anticoagulante oral desde casa y esto le permite no tener que perder clases de sus estudios de bachillerato.

María Lagares, de 16 años, está en tratamiento con Sintrom desde los tres meses, edad en la que le practicaron una operación de válvula mitral.

Originally posted 2011-11-24 13:58:25. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Deja un comentario

Dabigatrán, la alternativa al Sintrom®, en las farmacias a partir del 7 de noviembre…

Después de 50 años utilizando Sintrom® como anticoagulante hegemónico para reducir el riesgo de padecer embolias en los pacientes con arritmia cardíaca, ya está en las farmacias el nuevo fármaco Dabigatran (Pradaxa®).

Esta nueva pastilla, que ha sido impulsada por el entusiasmo de la gran mayoría de cardiólogos y con un despliegue mediático sin precedentes, se ha presentado como la nueva “panacea” que arrinconará al viejo Sintrom® y devolverá la felicidad a los pacientes anticoagulados.

Es una buena noticia para los pacientes la aparición de nuevos fármacos que puedan mejorar los ya conocidos, pero es importante dar tiempo al tiempo para poder conocer con exactitud qué papel podrán jugar estas nuevas alternativas.

Por el momento, dada su limitada experiencia clínica (un sólo estudio, tan solo 2 años de seguimiento), sus limitaciones (no están aprobados para pacientes portadores de prótesis valvulares cardíacas), y su elevado coste económico (63 € al mes), no va a estar disponible para todos los pacientes anticoagulados.

Los pacientes que toman Sintrom® de por vida han esperado largos años para tener un anticoagulante con el que estar más y mejor protegidos, tener una mejor calidad de vida y no tener que perder parte de su precioso tiempo en salas de espera cada pocos días.

Pues bien, la buena noticia es que la respuesta a dicha demanda existe ya desde hace más de 15 años: el autocontrol del tratamiento con Sintrom®.

Con el autocontrol, y de forma similiar a cómo lo hacen los pacientes diabéticos, los pacientes realizan sus controles en su propio domicilio con un coagulómetro portátil, y  de acuerdo a unas sencillas tablas, dosifican su tratamiento de forma semanal. Con esta modalidad de control disminuyen hasta en un 60% las complicaciones embólicas y hemorrágicas; disminuye la mortalidad y mejora muy sustancialmente la calidad de vida.

Si el Dabigatran se postula como no inferior o ligeramente superior al Sintrom controlado de forma clásica, el autocontrol lo mejora ampliamente. Además, el autocontrol resulta mucho más económico.

¿Por qué nadie habla del autocontrol, salvo los hematólogos y las asociaciones de anticoagulados?

La excusa de la viabilidad económica hoy ya no existe. Monitor Medical ha demostrado que el autocontrol puede llegar a la gran mayoría de anticoagulados de forma sencilla, eficaz y económica…

Mucho más eficaz y económica que el laureado Dabigatran… Se puede decir más alto pero no más claro.

¿Es el dabigatrán superior al autocontrol del tratamiento anticoagulante con Sintrom?

Originally posted 2011-10-31 11:31:34. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | 4 comentarios

Aumentan los pacientes en Sintrom, pero solo un reducido grupo opta a la opción del autocontrol

Según un artículo publicado en El Progreso de Lugo, en base a los datos proporcionados por Sanidad “Los pacientes tratados con sintrom se triplicaron en 5 años”.  Un tratamiento que en 5 años triplica su prescripción a pacientes, pasando de 4.500 a 15.815, y para el que solo 10 de ellos tienen acceso al autocontrol.

Según publica este diario en su edición digital, Carmen Coria, quien lleva tres años revisando su propia pauta de sintrom dice que: “El autocontrol da libertad de movimientos al paciente y favorece un mejor control”.

Y es que las ventajas del autocontrol no solo afectan al nivel de autonomía del propio paciente, sino que las ventajas del tratamiento en autocontrol favorecen en gran medida a la reducción de riesgos y complicaciones graves como padecer una embolia o una hemorragia mayor.

 

Originally posted 2013-07-05 12:57:07. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Noticias | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cómo hacer más comodos y seguros los viajes cuando se toma Sintrom

“Depender del Sintrom no me hace ninguna gracia, porque me gusta mucho viajar y creo que esto me limitará muchísimo”. Es el testimonio de una paciente que hemos querido destacar. Para tranquilizar a los sintroneros viajantes y aventureros y proponerles algunas soluciones que aligeren sus inquietudes.

En primer lugar, está bien aceptar que el hecho de estar en tratamiento anticoagulante oral va a limitar sus viajes. Pero esto no significa que haya de dejar de hacerlos. De hecho, conocemos el caso de personas muy emprendedoras en este sentido, que, con conocimiento y sentido común, esto es, con una actitud consciente y responsable de lo que implica su tratamiento, realizan largos viajes, incluso a países lejanos.

Conviene aclarar antes que nada que  la información de este post tiene carácter general. Como siempre, cada paciente es un mundo. Por lo que le pedimos que estos datos se tomen con toda precaución.

Punto número uno: planifique bien el viaje y hable de él con su médico, para que determine si sus planes conllevan algún riesgo que usted no había contemplado.

Por lo que se refiere a los controles periódicos de INR, está claro que si usted está en autocontrol y autodosificación del tratamiento, es decir, si dispone de un coagulómetro portátil para los análisis, todo resulta más fácil, más cómodo y más seguro. Para empezar, porque puede viajar sin el miedo a no detectar alteraciones de INR causadas por un cambio de dieta, por una diarrea (frecuentes en verano y cuando se cambia de agua. Por eso recomendamos intentar beber siempre agua embotellada), etc. Ya sabe que con autocontrol las mediciones de INR y reajuste de dosis son más frecuentes: una vez a la semana, si es paciente de Monitor Medical.

Si no es así, y realiza sus controles una vez al mes en un centro sanitario u hospital, hable con su médico para que le programe un control lo más cercano posible a la fecha de salida.

Una vez nos hemos asegurado de que todo está en orden, hay una cosa básica a tener en cuenta: llevar toda la medicación necesaria para el viaje. Y no facturar la maleta, por si se pierde (nunca se sabe, y más en la época estival, de mucho tráfico aéreo). Se recomienda llevar dosis suficientes para todos los días del viaje, por si en el lugar de destino no encuentra su fármaco.

¡Con todo el control necesario, no hay ningún impedimento para que disfrute plenamente de su viaje!

De la misma forma -y esta es una cuestión de seguridad- indique de alguna manera en su documentación personal, y en un sitio visible, que está en tratamiento anticoagulante oral; por si, en caso de accidente, tuviera que estar sometido a una intervención quirúrgica de urgencia. Si viaja fuera de España, indíquelo en la lengua más internacional, que está claro que es el inglés.

En su maleta no está de más que ponga material necesario o un pequeño botiquín para curar una pequeña herida o una picadura de insecto. Hasta aquí, nada distinto a una persona que no toma Sintrom. Una picadura de mosquito normal no ocasiona, en principio, ningún tipo de inconveniente extra a las personas que siguen un tratamiento anticoagulante oral. Y lo que ocurre con las pequeñas heridas que sangran es que, como la sangre tarda más tiempo en coagular, hay que ayudar, mediante presión en la zona, a esta coagulación.

Los trayectos largos
Si se viaja en avión, y el viaje dura unas cuantas horas, tenga en cuenta esta serie de recomendaciones, destinadas, principalmente a evitar largos periodos de inmovilidad de las extremidades inferiores.

Es bueno realizar ejercicios como hacer círculos con el tobillo, flexionar los pies cada quarto de hora, levantar las rodillas y, sobre todo, pasear cada una o dos horas.
Lleve ropa y calzado cómodos y beba agua para evitar deshidrataciones.

Si realiza el viaje en coche, pare de vez en cuando para el mismo fin. Hacer paradas periódicamente cuando se realizan trayectos largos en coches es una medida de seguridad que nadie debería saltarse. En verano, y especialmente después de las comidas, cuando las altas temperaturas apremian, son de obligado cumplimiento para el conductor, para evitar estados de somnolencia. Así que tómese el viaje en calma, y si va de copiloto instruya en este sentido a la persona que conduce el vehículo para que realicen algún paseo de vez en cuando.

Cuando el viaje es en barco, tenga en cuenta especialmente el riesgo es el mareo. Si se marea con facilidad, consulte a su médico qué medicamente puede tomar. Los antihistamínicos para el mareo, en principio, no interactúan con los anticoagulantes orales. Pero, una vez más, también en el capítulo de medicamentos autorizados con Sintrom, todo depende de cada caso y de la patología del paciente.

Por lo que se refiere a las vacunas, cuando se viaja a países que requieren protección específica ante determinadas enfermedades, lo mejor es que consulte detalladamente este tema con su médico. Una persona que toma anticoagulantes puede vacunarse, en general, lo mismo que cualquier persona que no está en este tipo tratamiento. Lo único a tener en cuenta, en principio, es que se haga de forma intramuscular, en el músculo del brazo, el deltoides, y no en la zona del glúteo.

De todas formas, insistimos en que es el médico quien debe determinar el riesgo que conlleva un determinado tipo de vacuna para cada paciente.

Durante los días de viaje lleve una vida lo más similar posible a la que realiza en casa en lo que se refiere a dieta alimentaria, ingesta de bebidas y hora de toma del medicamento, para que no se olvide de ninguna toma. Va bien romper la monotonía de vez en cuando, está claro. Pero no la descuide en estos aspectos que son fundamentales para el paciente en tratamiento anticoagulante oral. Así que, si se ocupa, no se preocupe más de la cuenta. ¡Con todo el control necesario, no hay ningún impedimento para que disfrute plenamente de su viaje!

Más información, en el post Sintrom, verano y vacaciones; y en nuestra sección de Preguntas frecuentes de la página web.

Originally posted 2011-08-03 11:18:19. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , | 1 comentario

Algunas diferencias entre acenocumarol (Sintrom) y warfarina (Aldocumar)

El acenocumarol (cuyo nombre medicamento más conocido es el Sintrom) y la warfarina (con el medicamento Aldocumar a la cabeza en España) tienen algunas diferencias.

La vida media plasmática del acenocumarol es de 8 a 10 horas; mientras que la de la warfarina es de 36 a 42 horas.

Las diferencias en la vida media que tienen ambos fármacos definen las peculiaridades que tiene cada uno en su manejo.

El acenocumarol (Sintrom) alcanza su acción terapéutica (esto es, reducir la concentración de factores que influyen en la coagulación) entre las 48 y las 72 horas después de administrarse. Su efecto desaparece rápidamente tras su supresión, y esto le da flexibilidad en el manejo.

En un artículo anterior firmado por el director científico de Monitor Medical, el hematólogo Juan Carlos Souto, explicamos de forma detallada el tiempo que duran los efectos del Sintrom a efectos de corregir la dosis y en caso de hemorragia. Lectura de este artículo en este enlace

La warfarina (Aldocumar) presenta tiempos más largos en la inducción y en la desaparición de su efecto. Pero en contrapartida tendría un efecto anticoagulante más uniforme.

Tanto el Sintrom como el Aldocumar se pueden autocontrolar en casa mediante coagulómetro y hacerlo presenta grandes ventajas en la reducción de riesgos asociados al tratamiento. Nos referimos a ello en este artículo.

(Fuente: “El manejo clínico del paciente anticoagulado”. Editorial Glosa).

Originally posted 2013-01-20 11:12:48. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Deja un comentario

Presentación de Monitor Medical y su modelo de autocontrol de los anticoagulantes

Nuestro modelo de centro sanitario pone al alcance del paciente la posibilidad del autocuidado en el tratamiento con anticoagulantes orales (Sintrom o Aldocumar), con todas las garantías de seguridad y comodidad. Ponemos a disposición de este colectivo de pacientes una serie de servicios para llevar el autocontrol del tratamiento anticoagulante en casa en las mejores condiciones, y contando además con el tutelaje de un asesor sanitario (enfermero/a) y de nuestro equipo de hematólogos, dirigidos por el Dr. Juan Carlos Souto, médico de referencia en España en anticoagulación oral.

Este tutelaje hace que el paciente se sienta acompañado desde el primer momento que decide hacer autocontrol en casa y ante cualquier duda que le pueda surgir. Y sobre todo, nos permite hacer el seguimiento desde el centro sanitario y garantizar que está llevando a cabo correctamente sus mediciones de INR tal y como lo tenemos establecido, una vez a la semana, y las pautas de autodosificación para reajustar la cantidad del fármaco si hay desviaciones. Esto le permite situarse rápidamente en los parámetros terapéuticos que tiene establecidos por su hematólogo de referencia y evitar complicaciones. A mayor frecuencia de controles, mayor posibilidad de detectar y corregir con anticipación cambios importantes de INR que invalidarían la eficacia del fármaco.

Los anticoagulantes orales antivitamina K, tipo Sintrom o Aldocumar (acenocumarol o warfarina), que se prescriben para conseguir que la sangre está suficientemente anticoagulada y evitar que se produzcan embolias en personas que tienen arritmia cardiaca, portadores de válvulas cardíacas o con patologías que favorecen la trombosis, sólo son efectivos si consiguen que el INR (o ratio internacional normalizada) esté en los intervalos terapéuticos que el paciente tiene designados.

Los anticoagulantes son muy susceptibles a cualquier cambio de dieta que contenga más o menos vitamina K, interactúan fácilmente con algunos medicamentos y hay factores como un resfriado, diarrea, etc. que producen rápidamente un cambio de INR, con el riesgo que esto conlleva para la salud del paciente. Si la INR está muy por encima de lo que tiene prescrito, hay riesgo de hemorragia. Y si está muy por debajo, el tratamiento ya no es eficaz para prevenir una embolia.

Cuando un paciente se acoge a los servicios de autocontrol tutelado que le ofrece nuestro centro sanitario, recibe toda la información que debe manejar ya por el simple hecho de tomar Sintrom o Aldocumar, convirtiéndose ya desde buen inicio en un paciente experto. Le imparte la formación su asesor sanitario, un enfermero/a, que es la persona que se le asigna para su tutelaje, palabra clave en nuestro modelo de autocontrol del tratamiento anticoagulante. El curso de formación  al paciente se centra en el automanejo (muy sencillo) del coagulómetro y la utilización de las tablas estándares de autodosificación. Una vez decidido que es apto para el autocontrol (el 70 por ciento de los pacientes lo es), por una cuota mensual de 35 € al mes, el paciente recibe un coagulómetro en depósito y tiras reactivas para hacerse las mediciones de INR una vez a la semana, cuando el periodo normal establecido en hospitales o ambulatorios de intervalo de tiempo entre control y control es de un mes. Significa que el paciente puede detectar antes cualquier desajuste en su INR y corregir la dosis automáticamente para poder volverse a situar rápidamente dentro de su intervalo terapéutico, y evitar una hemorragia o una embolia.

El paciente que hace autocontrol de su tratamiento anticoagulante oral, según demuestran todos los estudios científicos, tienen un 50% por ciento menos de probabilidades de sufrir una complicación grave. (Hemos adjuntado la información más relevante al respecto junto a nuestra candidatura).

Además, comprobamos cómo el paciente deja de considerarse a sí mismo un enfermo crónico por el hecho de recibir tratamiento anticoagulante oral, porque ya no depende de controles mensuales con desplazamientos a su centro de salud. Ya no tiene que ausentarse del trabajo si está en edad laboral. O de su lugar de estudios. Y para los familiares que acompañan a sus mayores la comodidad que permite el autocontrol también es muy significativa. Incluso en ahorro de costes en desplazamientos.

El paciente gana en calidad de vida y mejora en salud. Además, se convierte en un paciente experto implicado totalmente en su tratamiento, porque llega a conocer mejor que nadie qué factores, qué cambios en su rutina, de alimentación, qué fármacos, interactúan con el anticoagulante de forma anticipada. Si hay desviación, saben interpretarla en función de la vida o lo que han tomado durante la última semana. Automáticamente, reajustan la dosis, para a la próxima semana volver a controlar con otro análisis que se han resituado en los márgenes adecuados.

El paciente que hace autocontrol de Sintrom o Aldocumar con Monitor Medical, tal y como se deriva de los numerosos testimonios recogidos en estos dos años que llevamos de andadura, gana en salud, al reducir la posibilidad de complicaciones asociadas al tratamiento anticoagulante. Y se siente con más libertad para llevar una vida normal, viajar, etc. La frase que elegimos para definirnos siempre es “Toda la libertad posible, todo el orden necesario” (Karl Popper).

Destacar que cuando el paciente hace autocontrol de los anticoagulantes orales, la adherencia al tratamiento está implícita, porque es el propio paciente quien anota su pauta de fármaco y cómo la sigue. Entra semanalmente el resultado de su INR y la pauta semanal de su dosis en una base de datos a la que accede vía Internet, lo cual permite a sus asesor sanitario y a nuestro equipo médico-clínico controlar a distancia que el paciente es constante en sus mediciones, que no hay desviaciones importantes de INR y que no hay error en la dosis que se está tomando. Es un tema muy importante el tema de la adherencia en este colectivo de pacientes anticoagulados, porque recientes estudios demuestran las tasas altas de abandono del fármaco anticoagulante durante el primer año en pacientes con control convencional, con las consecuencias que ello ocasiona.

Poner énfasis, por último, en la firme creencia desde nuestro centro sanitario de que el autocuidado, en la sociedad actual, con pacientes informados e implicados en su tratamiento o dolencia, puede mejorar sustancialmente la vida del paciente. El autocontrol de anticoagulantes nos lo está demostrando. Apostamos, además, por el papel primordial de enfermería en el tutelaje que precisa el paciente en este tipo de autocuidado. Tanto es así, que nuestro equipo imparte de manera continua formación en colegios y otros colectivos como sindicato de enfermería hablando de su papel en el autocontrol del Sintrom y de la importancia de los buenos controles.

La reducción de complicaciones además acaba repercutiendo en la reducción de costes de sanidad. Pero éste es otro capítulo que implicaría cambios a mayor escala en el sistema sanitario actual, que sólo ofrece el autocontrol en algunos casos a un cupo reducido de pacientes. Algo está cambiando, pero mientras tanto, esperamos que sea bienvenida esta iniciativa desde el ámbito privado y como alternativa a lo que no se ofrece todavía de forma universal en nuestro país, y sí en Alemania, por ejemplo.

Tienen extensa información sobre nuestro modelo de centro sanitario, intervenciones en medios de comunicación, testimonios de paciente, etc. en www.monitormedical.es

Presentación Monitor Medical en Pdf

Monitor Medical_Servicio

Originally posted 2013-02-05 12:36:16. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Sala de prensa y aparición en medios | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Cuánto duran los efectos del Sintrom a efectos de corrección de la dosis y en caso de hemorragia?

“El Sintrom tarda unos días en hacer efecto, por lo que si hoy tengo un INR elevado, me estará haciendo efecto el sintrom que tome hace 3 días, aunque reduzca la dosis…”.

Un paciente nos hace llegar esta duda en forma de comentario en el blog. Hacemos pública la respuesta porque creemos que es de interés para cualquier paciente que esté en tratamiento con anticoagulantes orales tipo Sintrom o haya cogido el mando de su tratamiento haciendo autocontrol de su INR en casa y ajuste de la dosis en función de los resultados que obtenga en sus análisis.

Dr. Juan Carlos Souto, médico hematólogo, Director científico de Monitor Medical

Dr. Juan Carlos Souto, médico hematólogo, Director científico de Monitor Medical.

Por el Dr. Juan Carlos Souto

El Sintrom es un fármaco de la familia de antivitaminas-K. Esto quiere decir que obstaculiza la función normal de la vitamina K en la producción de varios componentes de la coagulación (en concreto, las proteínas llamada factor II, factor VII, factor IX y factor X).

Cuando un paciente empieza a tomar Sintrom, la síntesis de estas proteínas empieza a decrecer, pero hasta que no disminuye su presencia en la sangre por debajo de un 50% no notamos el efecto en los tiempos de la coagulación (INR), que paulatinamente se alargan, hasta alcanzar un equilibrio entre la vitamina K que hace aún su función y la dosis de Sintrom propia de cada paciente, que lo evita.

Digamos, por ejemplo, que cuando la INR es de 2,5, los factores involucrados (II, VII, IX y X) están al 30% de la cantidad normal. Hasta llegar a este punto han pasado 3-4 días de toma de Sintrom. Cuando el paciente deja de tomar Sintrom, se irá perdiendo paulatinamente (también en 2-3 días) este efecto, resultado de que la vitamina K aumenta su función y se fabrican de nuevo los factores inhibidos, hasta alcanzar el 100% de su nivel habitual. Entonces, la INR será más o menos de 1,0.

Cuando la INR está por encima de los deseable (2,0-3,0; es decir, por encima de 3,0) tenemos varias maneras de corregirla, en función del peligro de hemorragia que exista. Esto es lo que preocupa al paciente/corresponsal que nos hace esta observación y que paso a explicar:

1. Si estamos entre 3 y 5 el riesgo de sangrado es moderado, y no hacemos nada urgente, porque no es necesario. Sencillamente disminuimos la dosis última, esperando que en el próximo control la INR salga dentro del valor óptimo, o se haya acercado.

2. Si la INR está entre 5-7, aceleramos este proceso disminuyendo la dosis, pero además suspendiendo una o 2 tomas de Sintrom (sería: dosis = 0 en ese día o en los 2 primeros días). Si no hay ningún tipo de sangrado en ese momento, habitualmente con esta medida es suficiente, y cabe esperar que en el siguiente control los valores de INR se hayan colocado en el óptimo o acercado a valores más seguros.

3. Si la INR es mayor que 7, o bien hay un sangrado leve, lo recomendable es acelerar mucho más el proceso de corrección, añadiendo por vía oral vitamina K (nombre comercial Konakion), que en unas pocas horas habrá corregido el exceso de efecto del Sintrom.

4. Si Hay una hemorragia importante o grave, se debe acudir a Urgencias del Hospital, para no sólo revertir el efecto como ya hemos explicado, sino también para recibir de manera intravenosa los factores necesarios (que el Sintrom me está disminuyendo). Es lo que llamamos concentrados de complejo protrombínico, que contienen los factores II, VII, IX y X, además ya activados, para que de forma inmediata (2-3 minutos) corrijan el Sintrom y permitan incluso realizar una cirugía urgente.

Precisamente estas distintas posibilidades de corregir la INR y el riesgo de hemorragia (sobretodo el punto 4) es uno de los factores por el que muchos especialistas y muchos pacientes prefieren en general el Sintrom a los nuevos fármacos anticoagulantes orales (Pradaxa, Xarelto). En caso de hemorragia grave o con riesgo de muerte en pocas horas, estos nuevos fármacos no tienen ningún antídoto seguro, y hay que esperar a que pase su efecto de forma espontánea (afortunadamente su vida media es relativamente corta, pero durante 6-8 horas no dejan de hacer efecto).

Originally posted 2013-01-22 10:45:01. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | 1 comentario

“El autocontrol ha disminuido mi preocupación”

Nos escribe un paciente de 65 años, explicándonos su experiencia con el sintrom y el autocontrol, ha mejorado notablemente su calidad de vida y ha disminuido su preocupación.

“Hace exactamente ocho meses que me implantaron una válvula mecánica en la aorta. Durante este corto periodo de tiempo he podido comprobar la eficacia del auto-control semanal, puesto que en un determinado momento, y de una semana a otra, mi INR varió sustancialmente, aunque no con valores demasiado preocupantes sí que me sorprendió la variabilidad del resultado, desde que empecé a tomar el Sintrom y auto-controlandome semanalmente con Monitor Medical el 78% de las mediciones del INR han estado dentro del rango de seguridad (hasta la fecha no he sufrido complicación alguna. No sé qué sería de mí, dado mi carácter sufridor, pasar todo un mes sin autocontrolarme”.

Muchas gracias por compartir con nosotros su experiencia y le damos las gracias por su confianza.

Estaremos encantados de escuchar otras historias como la de Pau.

Originally posted 2014-04-10 07:39:20. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Historias de pacientes anticoagulados | Deja un comentario

Comidas durante Navidad: los excesos no le van bien al tratamiento con Sintrom®

Durante los días de Navidad la mesa es la reina de las fiestas. La culpable de excesos y causa, muchas veces, de las alteraciones en el control del tratamiento anticoagulante oral (Sintrom). Se suceden durantes estos días las grandes comilonas en familia, los picoteos, las copas extras…

Y lo peor es el cambio de dieta que supone. Porque no nos cansamos de repetirlo: lo que mejor le va al tratamiento con anticoagulantes orales es una dieta regular, en la que se puede comer de todo pero de forma normal y sin alteraciones bruscas con cambios de alimentos o cambios en las cantidades ingeridas.

Con Sintrom hay que tomar de todo de forma variada y equilibrada. Así que mantener este imperativo a raja tabla durante los días de fiesta puede ser complicado. Por regla general, es importante que los alimentos se vayan rotando y evitar dietas durante días seguidos de un mismo tipo de alimento, especialmente, los ricos en vitamina K, como coles, brécol, repollo y otros vegetales de hoja verde, que consumidos con cierta abundancia pueden interferir en la medicación. Es decir, como el Sintrom es una antivitamina K, consumir vitamina K en abundancia reduciría los efectos del Sintrom para evitar coágulos.

La palabra clave durante estos días es moderación. Los cambios de dieta, los turrones y el alcohol no le van nada bien al Sintrom y pueden alterar los controles del tratamiento.

Pero, ¿qué pasa cuando se dejan de tomar estos vegetales de forma brusca? Porque está claro que en Navidad se comen pocas ensaladas y poca verdura… Pues que la dieta de estos días sería deficitaria en vitamina K y podría ocurrir lo contrario de lo descrito anteriormente: que hubiera peligro de hemorragia. Así que, el mejor consejo es que si come habitualmente verduras de hoja verde de forma habitual, no deje de tomarlas durante muchos días seguidos durante las fiestas de Navidad.

Aquí tiene una lista de alimentos con alto contenido en vitamina K: espinaca, acelga, brócoli, coles, calabaza, pimiento, espárragos, lechuga.

Hay otros alimentos flatulentos que aunque no son verdes pueden tener adversos y deben restringirse al máximo: chocolate, turrones o mazapanes, curiosamente. Así que, por Navidad, este tipo de dulces, con moderación.

Y moderación también en lo que se refiere al alcohol. El vino o cerveza en las comidas, siempre que no le hayan restringido el alcohol por otros motivos, debe tomarse en cantidades moderadas. Los excesos en la cantidad o la ingesta de bebidas alcohólicas más fuertes pueden alterar muchísimo el control del tratamiento anticoagulante oral.

Por último, y a modo de resumen: no cambie de forma abrupta su dieta durante muchos días seguidos en Navidad. Compense, si es que se da, la falta de ingesta de vegetales o verduras tomándolas en otras comidas, como la cena. Coma con mucha moderación el turrón, y no abuse para nada del alcohol.

A disfrutar de todo, pero con moderación.
¡Feliz Navidad!

Originally posted 2011-12-09 13:14:52. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Alergias primaverales en pacientes que toman Sintrom: cómo les pueden afectar y qué se pueden tomar


La rinitis es una de las principales alergias primaverales.

Ha llegado la primavera y con ella, las alergias. El polen de los árboles y las flores está en suspensión en el aire. La alergia primaveral más frecuente es la rinitis, que produce una inflamación de la mucosa que recubre el interior de las fosas nasales en una persona que tenga una hipersensibilidad al polen. Esta rinitis en realidad es una reacción del cuerpo, que detecta que algo pudiera hacerle daño.

En personas que toman anticoagulantes, y especialmente, en aquellas propensas al sangrado por la nariz, la rinitis o un exceso de mucosidad producida por la alergia podría desencadenar sangrados o pequeñas hemorragias nasales, igual que puede ocurrir cuando estamos resfriados.

En caso de mucosidad excesiva a causa de alergia hay que evitar sonarse muy fuerte.
Si hay hemorragia nasal (epistaxis), lo mejor es presionar la zona o taponarla con una gasa o algodón. Si la hemorragia es considerable, se puede recurrir a la aplicación de un hemostático local.

La alergia al polen produce otros síntomas, como estornudos, molestias de garganta, picor de ojos y lagrimeo, etc. Las plantas más alergénicas son las que polinizan por el aire: hierbas silvestres, arbustos, malezas y árboles como olivos y plataneros.

El tratamiento de la alergia con medicamentos, que son casi siempre antihistamínicos, está enfocado a reducir los síntomas. Pero siempre debe ser recomendado por el médico y se debe estudiar cada caso, cada paciente, de forma particular.

En general, los antihistamínicos interactúan muy poco con el Sintrom, por lo que, cuando haya la necesidad, los puede tomar un paciente anticoagulado. Pero como los medicamentos actúan de forma diferente en cada persona, es recomendable vigilar en los controles de INR si este anihistamínico ha interactuado con el Sintrom y corregir cualquier posible desviación con la dosificación posterior del anticoagulante.

Para los pacientes anticoagulados que realizan autocontrol en casa y autodosificación, esta posible alteración sería fácil de detectar y corregir. Los pacientes en autocontrol hacen mediciones de INR semanales, en lugar de los controles mensuales (es el periodo de tiempo entre control y control establecido normalmente en hospitales y centros de salud).

El principal consejo para las personas que son alérgicas al polen es evitar los paseos por el campo en la época de mayor polinización, y especialmente los días de viento. Las primeras horas de la mañana y al atardecer son las horas en las que hay más polen en el aire.

Son muy recomendables las gafas de sol, pasar el aspirador al menos una vez por semana (utilizando aspiradores con filtros especiales) y evitar actividades como ir en moto o en coche con las ventanillas abiertas en paseos por el campo.

Por otro lado, conviene tener precaución con los remedios caseros y medicamentos a base de plantas para las alergias. Como la ortiga seca o equinacea, que sirven para reforzar el sistema inmunológico. En pacientes aniticoagulados estos remedios a base de plantas pueden tener interacción con el Sintrom y existe siempre el riesgo de que modifiquen el intervalo de INR terapéutico. Por lo que se recomienda vigilar su administración, consultarlo con el médico y asegurarse bien de los componentes que tienen. Cabe recordar que el Sintrom es un antivitamínico K, por lo que hay que tener precaución con los alimentos que contengan mucha vitamina K para que no reduzcan el efecto del tratamiento anticoagulante.

Para mitigar los efectos de la alergia también se suele recurrir a la administración de alimentos con vitamina C y carotenoides, presentes en las zanahorias o calabazas. Pero hay que decir una vez más que cualquier variación brusca de dieta o introducir de repente y durante varios días un nuevo alimento, en pacientes anticoagulados, tiene el riesgo de variar el INR. Por lo que si se introducen alimentos nuevos en la dieta hay que hacerlo de forma paulatina, y siempre con actitud vigilante ante el riesgo de interacción con el tratamiento anticoagulante.

El autocontrol en casa precisamente confiere tranquilidad a este respecto. Que es algo que agradecen siempre nuestros pacientes. Esto es, poder hacer una vida dentro de la normalidad y disfrutar con la garantía de que cualquier variación de INR importante será detectada a tiempo. ¡Toda la libertad posible; todo el orden necesario! Esta frase de Karl Popper es siempre nuestro eslogan.

Si eres alérgico y tomas Sintrom o Aldocumar y quieres contarnos cómo te afecta, escríbenos un comentario en el blog o comparte tu experiencia en nuestro facebook.

¡Feliz primavera a tod@s!

Originally posted 2012-04-14 10:53:55. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Respuestas a pacientes anticoagulados | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Copago farmacéutico: ¿afectará a la adherencia al tratamiento con Sintrom?

A partir del sábado 23 de junio, los catalanes pagarán un euro por receta de Sintrom y hasta un tope de 61 euros al año. Por otro lado, el uno de julio entra en vigor el copago sanitario español. No sabemos cómo afectarán estos nuevos tributos sanitarios a los pacientes, y más concretamente, a los pacientes que están en tratamiento con anticoagulantes orales. Aquí, la adherencia al medicamento, esto es, seguir a raja tabla y a diario las tomas prescritas, es fundamental para garantizar el efecto de prevención que tiene el Sintrom ante el riesgo de tromboembólico.

El copago farmacéutico en Cataluña significa pagar un euro por receta.

El tiempo nos dirá si hay un elevado número de pacientes crónicos en tratamiento con Sintrom que han dejado de tomarlo o no lo toman de forma habitual debido al gasto que les supone su tratamiento. Una vez más, cabe insistir en que es fundamental tener a pacientes bien informados, que conozcan realmente cuál es la función que cumple el tratamiento y porqué es importante no dejar de tomarlo, aunque repercuta en su bolsillo. Sólo conociendo qué papel juega el Sintrom en prevención (de una embolia, en caso de fibrilación auricular, por ejemplo) el paciente entenderá la importancia de no jugársela en salud y la necesidad de tomar la dosis de anticoagulante a diario y dentro de las pautas que le ha detallado su médico.

Conseguir una INR estable dentro de los márgenes terapéuticos de cada paciente sólo se consigue con una adherencia total al tratamiento. Es decir, que haya una continuidad diaria y horaria de toma de medicamento según la dosis prescrita. En los pacientes en tratamiento anticoagulante oral que siguen un programa de autocontrol la adherencia al tratamiento está asegurada, porque ellos mismos normalmente son los encargados de apuntar la dosis que se toman a diario del medicamento.

En el caso de los pacientes en autocontrol con nuestro centro sanitario, estos disponen de un diario del anticoagulado donde van apuntando cada día la dosis que se han tomado y, paralelamente, entran estos datos en una base de datos vía internet, para el control exhaustivo del personal sanitario que les tutela. Con eso queremos decir que con autocontrol del Sintrom la adherencia al tratamiento está implícita. Pero eso sí, como el resto, nuestros pacientes no se libran de copagar su Sintrom.

Originally posted 2012-06-19 10:17:51. Republished by Blog Post Promoter

Publicado en Apuntes médicos sobre anticoagulación oral | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario